Sobrecargar a un niño con tareas escolares no significa que vaya a aprender más y puede generar el efecto contrario. Veamos los Pros y los contras.

 

Los niños de nivel primario cada vez están más abrumados con las tareas escolares y extracurriculares, que sólo logran generarles fobia al estudio, fatiga y estrés, agobio, volverse irritables, enfermarse de los nervios, desmotivarlos y que en última instancia, les afecte su nivel escolar. A veces se obsesionan tanto por el éxito y por alcanzar las metas que les imponen los adultos, que se deprimen ante el fracaso. Muchos padres y especialistas comenzaron a cuestionar su utilidad: ¿son necesarias? .

El niño de hoy no sólo asiste a la escuela, tiene muchas actividades en su tiempo libre impuestas por los padres, como aprender idiomas, practicar deportes, ir al club, quizás aprender a tocar un instrumento, muchos tienen doble escolaridad. Luego regresan a su hogar y tienen una montaña de tarea del colegio que realizar. ¿Qué sucede?.  Por falta de tiempo o cansancio no realizan la tarea, la entregan incompleta y reciben mala calificación, perjudicando el desempeño escolar.

En América Latina la tarea escolar del hogar es una práctica común, pero en países como Francia o España está prohibido. Recientemente muchos profesores de esos países desoyeron esa norma, lo que culminó con una semana  de “huelga” de parte de los mismos padres. Por otro lado, muchos padres incentivan la sobre exigencia de sus hijos y los llenan de actividades por la necesidad de tenerlos súper ocupados,  ya que ellos trabajan y no están durante todo el día.

La tarea escolar es beneficiosa si consideramos que ayuda a desarrollar la responsabilidad, organización y autonomía de los niños, crear un hábito de estudio y a repasar lo que se aprendió durante el día. Pero ¿cuánto es suficiente?.

Organizaciones de padres sugieren que el tiempo dedicado a las tareas en el hogar sea de media a una hora y que sólo sean de repaso y para afianzar lo que aprendió durante el día y no para introducir nuevos temas. Otros, incluso, llegaron a sugerir períodos de tiempo sin tareas.

Es importante que el niño tenga tiempo libre para jugar, un espacio para relajarse y dar rienda suelta a su imaginación y creatividad, además de pasar más tiempo con sus padres para fortalecer el vínculo, de lo contrario puede llegar a saturarse y enfermarse, afectando su correcto desarrollo.

  • : Una cantidad adecuada de tareas para la casa puede convertirse en aliado de la educación de los niños, pero si las tareas son interminables, el efecto será contrario. Como padres estemos atentos a este asunto antes de que se convierta en un problema.
  • : Ecuador