¿Cuál debe ser el objetivo real de la Educación?

///¿Cuál debe ser el objetivo real de la Educación?

¿Cuál debe ser el objetivo real de la Educación?

Por | 2015-08-24T15:41:06+00:00 agosto 24, 2015|Cursos y Talleres|Sin comentarios

¿En qué realmente debería basarse la educación de tus hijos? ¿Alguna vez te lo has preguntado? ¿El sistema educativo está acorde a las necesidades del niño?¿Realmente prepara a los niños para la vida o les arroja una serie de conocimientos e información, que muchas veces el niño no sabe qué hacer con ella, generándole estrés y frustración?

Muchas veces como educadora, me topé con la inquietud de algunos alumnos, que preguntaban para qué estaban aprendiendo tal o cual fórmula matemática cuando a ellos lo que les llamaba la atención era otra cosa. Siempre respondemos, que es cultura general y que el saber no ocupa espacio. Luego, al pasar de los años, nos damos cuenta que muchas veces parte del contenido impartido nunca es aplicado por el alumno a lo largo de su vida.

Surge entonces la pregunta: ¿Será que estamos haciendo lo correcto?

Todas estas dudas surgen tras la lectura de un artículo que describe de forma muy precisa el proceso educativo en Finlandia. Y muestra, de acuerdo a investigaciones realizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que los finlandeses presentan los índices más altos de conocimiento del mundo. Y además, los niños finlandeses son quienes menos tiempo pasan estudiando cada día, son felices y adoran ir a la escuela.

¡Y entonces surge otra pregunta! ¿Cómo es que nuestros niños estudian más, pasan más tiempo escuchando clases, pero los finlandeses tienen mejor rendimiento? La respuesta está en el objetivo que le damos a la labor de la enseñanza. Dictamos una serie de objetivos, evaluamos con contínuos exámenes que el niño debe aprobar si desea pasar al nivel siguiente, pero ¿estamos educando para la vida?¿Les estamos ofreciendo las herramientas necesarias para que sean hombres y mujeres exitosos, capaces de resolver los problemas propios de la vida diaria, aplicando lo que aprenden en el aula?

El objetivo de la educación finlandesa es educar para la vida y se fundamenta en 7 principios básicos que les resumo a continuación:

 

1.- Igualdad: No existen escuelas de élite, ni regulares. La educación es igual para todos y todos tiene acceso a ella. Todas las escuelas ofrecen los mismos recursos, posibilidades y financiación. Todas siguen los mismos modelos pedagógicos: el de Montessori, Freinet, Mortin o el de pedagogía Waldorf.

No se profundiza más en unas asignaturas que en otras. No existen asignaturas más importantes.

Jamás se les pregunta a los padres de los niños, cuál es su profesión o estatus social. Está prohibido para los profesores hacer cualquier tipo de pregunta relacionada con este tema.

No existe clasificación de los estudiantes de acuerdo a sus capacidades o preferencias a su futura carrera. No existe la clasificación de estudiantes buenos o malos. Los niños con necesidades especiales o discapacidad física, estudian junto a los demás. Aunque pueden ser creados grupos especiales para niños con enfermedades relacionadas con la vista o el oído. La diferenciación entre estudiantes débiles y fuertes, es bastante corta, practicamente inexistente, si la comparamos a la de otros países.

No existe discriminación hacia los profesores, por lo tanto no hay profesores favoritos ni odiados. Los profesores se ocupan de cumplir sus funciones de la mejor forma posible, porque todos son igual de importantes (el profesor de Química es igual de importante y respetable que el profesor de Educación Física).

Los profesores tienen terminantemente prohibido humillar a sus alumnos, y los alumnos pueden quejarse con el trabajador social, si han sido víctimas de maltrato. Esto le costaría el puesto de trabajo al profesor.

Reflexionemos… ¿qué suscede con la reputación de nuestros profesores?¿A quién le dan la razón los padres cuando surge un conflicto con sus hijos?¿Cómo nos comportamos cuando a nuestro niño le toca compartir con un niño con discapacidad?

2.- Gratuidad: Todos los materiales relacionados con la educación de los niños, son gratuitos. Desde los transportes, comida, útiles escolares, visitas educativas. Y está prohibida cualquier tipo de colecta por parte de los padres de familia.

¡Ojalá esto ocurriera en nuestros países! No existiría tanto abandono escolar y todos podrían disfrutar de su derecho a la Educación.

3.- La Individualidad: La educación es individualizada. Se diseña un plan de acuerdo a las necesidades de cada alumno. Esto quiere decir que durante una misma clase, los niños pueden llevar a cabo actividades de diferentes niveles de dificultad. Serán ejercicios más difíciles para los que tienen mayor capacidad y actividades más sencillas para los que les cuesta un poco más. Se avanzará en contenidos a medida que el niño vaya afianzando los distintos niveles de aprendizaje. Se repiten los objetivos las veces que sean necesarias para que el niño pueda asimilarlos.

¿Qué sucede en nuestras escuelas? ¡Una educación generalizada! Que muchas veces deja por fuera a los niños que presentan mayores dificultades de aprendizaje. Existe la mentalidad de que deben cumplirse todos los objetivos, hayan o no los niños aprendido. Y un placer enorme por parte de algunos profesores, de repartir ceros entre sus alumnos. Por lo que terminan frustrados y abandonando el sistema educativo.

¡Y es que la educación finlandesa, no se queda por allí!

Existe apoyo académico voluntario, por parte del profesor titular, para los estudiantes que presentan mayores dificultades en el proceso de aprendizaje. Esta labor, en nuestros países queda bajo la responsabilidad de los profesores particulares. Son estos, los que tienen la responsabilidad de nivelar al alumno.

4.- Educación práctica: ¿Los exámenes? Practicamente no existen.

Y los profesores no le otorgan la importancia que solemos darle nosotros. Existen pruebas de control intermedias (si es que el profesor decide aplicarlas) y un examen obligatorio general al final del proceso de educación media. Pero los alumnos, no se preparan para él, simplemente reponden con lo que han aprendido a lo largo del proceso. Nada de estar tratando de aprenderse en un día lo que no se hizo en un mes.

En la escuela, sólo enseñan lo que puede ser útil para la vida. Cálculos de impuestos, de ingreso personal, crear una página web sencilla, calcular el precio de los productos con descuento, etc, además de materias básicas y refuerzo en varios idiomas.

¡Pensemos otra vez!¿Cuántos objetivos son dados simplemente porque están en el programa, pero que carecen de absoluta utilidad en la vida diaria de cada niño?

5.- Confianza: Los profesores no son supervidados a la hora de hacer su trabajo, cada quien sabe qué hacer y cuáles son sus labores. Claro que existen líneamientos generales básicos a seguir y recomendaciones, pero cada profesor usa su propio método de enseñanza.

Por su parte, en relación a los niños, se tiene la percepción de que ellos son quienes eligen lo que es más importante para su vida. Por ejemplo: si en una clase de literatura se muestra un video educativo y el niño no está interesado en el mismo, siempre puede leer un libro. Es decir, se le ofrecen opciones de aprendizaje y él elige la que más le llame la atención.

En nuestro sistema educativo, suceden este tipo de distracciones pero siempre tratamos de que todos hagan las mismas actividades. ¡Una vez más, optamos por la educación generalizada!

6.- La buena voluntad: El profesor coloca todo su esfuerzo para que el niño aprenda, pero si este no quiere estudiar o no tiene la capacidad para hacerlo, es orientado hacia una actividad o profesión práctica pero útil.

Se busca estudiar las aptitudes de cada niño para que este se desarrolle en una actividad a la cual le pueda sacar provecho y que sea de su agrado.

La asistencia a clases es obligatoria, y las faltas deben retribuirse. El alumno que faltó, es invitado por el profesor a recuperar la clase en algún momento que tenga disponible.

Acá me quedo pensando en los montones de inasistencias de algunos niños, justificadas o no y que jamás fueron repuestas, porque no hay tiempo y tampoco disponibilidad, ni de parte del profesor, ni de los padres, ni de los alumnos.

7.- Independencia: La escuela debe enseñar al niño a ser independiente, a tener una vida exitosa en el futuro y es por ello que los incentivan a adquirir conocimientos por cuenta propia. Lo importante no es aprender las cosas de memoria, como por ejemplo las fórmulas. Lo realmente importante, es saber usar los recursos que tienen a su disposición para resolver los problemas de la vida diaria.

Los profesores no interfieren en los conflictos entre estudiantes, ofreciéndoles a estos, la oportunidad de adquirir las destrezas necesarias, para que puedan defenderse correctamente, ante las distintas situaciones que se les puedan presentar.

Puede que este sistema educativo no sea perfecto, nada lo es. Pero nos recuerda, que debemos buscar como fin último, que los niños sean felices cuando van a la escuela, más productivos y que el estrés existente entre los estudiantes, profesores, padres y representantes, se reduzca.

Debemos recuperar la esencia de educar y velar para que nuestros estudiantes desarrollen todas sus capacidades y se conviertan en seres completos, exitosos. Debemos evitar discriminar a aquellos que sufren de alguna discapacidad y ofrecer toda nuestra ayuda y comprensión para que puedan adaptarse de forma fácil al sistema. Además, y muy importante, recuperar el respeto por aquellas personas que dedican su vida a la Docencia, profesión tan maltratada y desprestigiada en los últimos años.

 

Fuente:

Genial.guru

 

 

 

 

 

 

 

 

  • :

    ¿Qué piensas sobre nuestros sistemas educativos? ¿Crees que están formando a nuestros niños para la vida?

  • : Venezuela

Acerca del autor:

Soy una mujer que le gusta disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Licenciada en Educación. En estos momentos retirada de la docencia, pero no olvido lo enriquecedeor que es dar clases y aprender todos los días con los niños. Me gusta leer, caminar al aire libre, ir al cine y aprender cosas nuevas.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.