“¿Te ATREVES?”

//“¿Te ATREVES?”

“¿Te ATREVES?”

Por | 2016-11-14T18:08:15+00:00 noviembre 14, 2016|Desarrollo Personal|Sin comentarios
Queridos lectores, acompáñenme hoy a explorar el significado de la palabra “ATREVERSE” y con ello, a confrontarse en sus propias experiencias de vida para saber si de verdad están “atreviéndose” a vivir en plenitud.

 

No hay duda de que hoy me considero una persona feliz y viviendo una vida plena y congruente con quien he decidido SER. Me he ATREVIDO a tomar mi vida en mis propias manos y a decidir cómo quiero vivir, quien quiero ser, qué quiero hacer y en qué quiero creer.

Mi vida ha tenido sus capítulos felices y sus capítulos difíciles. Algunos llenos de retos y aprendizajes, a veces muy dolorosos, que me han permitido crecer y convertirme en mejor persona. Hoy veo claramente como el “atreverme” a cuestionar lo establecido y a encontrar lo que yo realmente creo es lo que me ha permito sin duda, crecer y encontrar mi “verdadero yo”.

Cuando era pequeña aprendí a “ser una buena niña” y a actuar de acuerdo a las normas y valores que mis padres me habían inculcado.

Crecí conforme a los “sistemas de creencias” que mi familia, mi escuela, mi religión y mi medio ambiente me enseñaron. 

Aprendí así, a actuar de acuerdo a lo que se consideraba “correcto e incorrecto” y entendí que yo tenía que SER la persona que los demás esperaban que yo fuera. 

Yo quería SER querida y aceptada por los demás y HACER lo que se esperaba de mi.

En el camino y sin darme cuenta crecí con MIEDOS y LIMITACIONES.

 

Así, me convertí en la estudiante de excelencia, la profesionista destacada, la buena hermana, la buena hija, la esposa ejemplar y la mamá perfecta…. 

 

Exactamente seguí el camino que entendí que se esperaba de mi y que me llevaría a vivir en plenitud.

 

En el pasado, nunca me ATREVÍ a “romper las reglas” o a cuestionar el camino establecido y durante muchos años viví con el “piloto automático” puesto, sin sentirme plena y totalmente feliz.

No tengo la menor duda de que muchas personas viven así. Viviendo vidas rutinarias, sin confrontaciones, haciendo lo que tienen que hacer de acuerdo a sus principios y creencias y no haciendo lo que QUIEREN hacer porque no se ATREVEN a cambiar, a cuestionar lo preestablecido o a enfrentar sus miedos y limitaciones.

Muchas personas  viven en la infelicidad y en la insatisfacción.

Viven HACIENDO y TENIENDO. No viven SIENDO.

 

Veo a tantas personas trabajando en lo que no les gusta, olvidando sus pasiones de vida y conformándose con lo que “les tocó vivir”.

 

Veo a tantos hombres y mujeres soportando relaciones sentimentales tóxicas o matrimonios mediocres  o infelices que incluso incluyen algún tipo de violencia o abuso porque “tienen miedo” de terminar o romper una relación que en apariencia les da seguridad.

 

Veo a muchas personas que no se han atrevido a “cuestionar su vida” a buscar nuevos caminos, a SER versiones más claras y puras de si mismos.

 

Veo a muchas personas viviendo desde el MIEDO y no desde el AMOR. Desde el “miedo al qué dirán”, desde el miedo a salirse “de los caminos tradicionales”.

 

Veo a muchas personas que no se atreven a hacer algo diferente porque sus LIMITACIONES les impiden hacerlo. Estas limitaciones son por creencias que no se han atrevido a cuestionar.

 

Veo a muchas personas que no se han ATREVIDO A VIVIR.

 

En mi caso, la vida me brindó una extraordinaria oportunidad para crecer y encontrarme. Tuve que  ATREVERME a tomar la decisión más difícil de mi vida. Tuve que decidir divorciarme después de 20 años de casada y “vivir en apariencia” una vida plena y feliz.

Tuve que tener el VALOR y el CORAJE para romper no sólo con un matrimonio en el que no era feliz, sino tuve que ATREVERME a vencer mis MIEDOS y LIMITACIONES para hacerme cargo de mi propia vida y la de mi hijo, sin saber si iba yo a poder salir adelante. Tuve que “enfrentar al mundo”, a mi familia, a mis amistades y “al qué dirán”.

Tuve que encontrar entre los escombros que quedaron después del divorcio, quién era yo y tuve que decidir quién quería SER a partir de ese momento. 

Tuve la enorme oportunidad de reencontrar mi esencia. Mi verdadero yo. 

En el camino, descubrí mis nuevas pasiones de vida y lo que me hace feliz. 

Me atreví a enfrentar nuevos retos profesionales y decidí hacer todo aquello que me hace FELIZ.

En esta nueva etapa de mi vida me he retado a ATREVERME y eso me encanta.

Me he ATREVIDO, entre otras cosas, a filtrar mis sistemas de creencias y a quedarme sólo con aquello que realmente me hace sentido. Lo demás, lo he tirado literalmente a la basura.

Me he ATREVIDO a retomar mi vida profesional en un camino diferente y nuevo para mi y que, por cierto, me encanta.

Me he ATREVIDO a soltar a personas con las que ya no tengo cosas en común y he atraído a mi vida, personas maravillosas con las que comparto pasiones de vida intereses y creencias.

Me he atrevido a quitarme el MIEDO.

Finalmente y lo más importante, me he ATREVIDO a SER realmente Yo.

 

La VIDA de cada uno de nosotros es una OPORTUNIDAD para aprender, para crecer, para ser felices.

 

 ATREVÁMONOS  a vivir, a cambiar, a probar nuevos retos, a cuestionar lo que no nos hace sentido o nos impide crecer, a ser diferentes, a vencer nuestros miedos, a experimentar nuevos caminos, a reinventarnos….

 

Hoy los invito a que analicen su vida y se ATREVAN a revisarla, no para juzgarla sino para cambiar lo que tengan que cambiar para ser realmente felices.

 

No hay duda de que las vida nos brinda las oportunidades para ATREVERNOS a cambiar, a tirar a la basura todo lo que nos limita a vivir en plenitud y está en nosotros el estar atentos a identificar esos momentos y a tener el VALOR y el CORAJE que se requiere para TRANSFORMARNOS en quienes realmente somos para hacer lo que queremos y vivir en congruencia y felicidad.

 

 

 

 

 

 

  • : México

Acerca del autor:

Soy una mujer alegre, independiente, feliz en mi propia piel. Hija, hermana, mamá, amiga. Licenciada en Administración de formación, conductora de radio, escritora, vendedora de ideas, coach, fotógrafa, chef..... Amante de la vida, de la naturaleza, de la buena lectura, de los viajes, de la belleza, de las rosas, de la buena comida, de las conversaciones profundas, de los atardeceres, de los jardines y por supuesto, de la buena compañía.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.