Menos es MAS

Menos es MAS

Por | 2015-03-16T14:49:08+00:00 marzo 16, 2015|Desarrollo Personal|1 comentario
Queridas amigas y lectoras, hoy quiero compartir con ustedes una reflexión sobre la importancia de SIMPLIFICAR nuestras vidas con el objeto de centrarnos realmente en lo importante, en aquello que nos da SENTIDO y CONTENIDO como personas…..

 

Quisiera empezar por preguntarte, ¿De qué está llena tu vida?

 

Yo he analizado detalladamente esta pregunta y me he dado cuenta que la mayor parte de las personas, en alguna etapa de nuestras vidas, “hemos caído en la trampa de llenar nuestra vida de COSAS”, pensando que esto nos traerá EXITO y FELICIDAD.

 

Veamos esto con más detalle.

Desde que somos pequeños hemos visto y nos han dicho que las personas que TIENEN más dinero, una casa más grande, un automóvil de marca, una segunda casa de vacaciones, un guardarropa fabuloso, unas vacaciones de ensueño, los electrónicos, gadgets y equipos de cómputo más actuales, etc., etc. son PERSONAS EXITOSAS Y FELICES.

Esto, no necesariamente es cierto, pero nos la hemos creído.

¿SI o NO?

 

Desde que éramos estudiantes, era muy importante para nuestros padres ayudarnos a decidir, qué profesión estudiaríamos, que de alguna u otra forma nos “garantizara” o mínimo nos diera la oportunidad de generarnos un ingreso adecuado que nos permitiera vivir una “vida satisfactoria” y adquirir todo aquello que nos proporcionara bienestar, a nosotras y a nuestras familias. De hecho, había profesiones que eran consideradas como “prohibidas” porque “no te darían ni de comer” y realmente no eran una elección real, para la gran mayoría de las personas que nacían con el gusto o la vocación de ser escritores, actores, pintores, filósofos, directores de teatro, bailarinas, historiadores, etc., etc.

 

En apariencia, la “fórmula para alcanzar el ÉXITO” era relativamente simple.  Básicamente consistía en estudiar una “carrera adecuada”, conseguir un buen empleo y con él un buen nivel de ingresos, para adquirir COSAS (dígase una casa, automóvil, membresía en algún club, cosas, cosas y más cosas).

Una vez adquiridas las COSAS que nos garantizarían el ÉXITO y la FELICIDAD, entonces necesitaríamos MÁS COSAS y MÁS COSAS para, por un lado sentir que la “estábamos haciendo” y por otro lado, seguir siendo considerados “EXITOSOS y FELICES”……

 

Y entonces caeríamos en lo que yo llamo”LA TRAMPA DEL CONSUMISMO”, en donde trabajaríamos para comprar y consumir MÁS COSAS, nos ENDEUDARÍAMOS para tener más y mejores COSAS y aunque en apariencia seríamos EXITOSOS y FELICES con tanta COSA, nos convertiríamos en ESCLAVOS de las COSAS.  Tendríamos lo necesario, pero queríamos MÁS y MÁS….., trabajaríamos ahora para “mantener un nivel de vida” que nos diera más y más. 

 

¿Es ésta realmente la fórmula del ÉXITO y de la FELICIDAD?

 

¿Teniendo y llenando nuestra vida de COSAS y DEUDAS para tener MÁS COSAS somos personas más FELICES?

 

¿Necesitamos cada vez más y “mejores” COSAS para vivir MEJOR?

 

¿Es ésta la fórmula que deben de seguir nuestros hijos?

 

Recientemente escuché una conferencia en TED x talks titulada “A Rich Life with Less Stuff” (“Una vida Rica con menos Cosas”), por Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus. Ambos jóvenes tienen un blog en el que plasman su visión de cómo tener una vida ENRIQUECIDA y no COSIFICADA. Puedes encontrarlos en www.theminimalists.com

Ellos son dos jóvenes que “literalmente” se “han salido del sistema del consumismo” para tratar de vivir en plenitud y con sentido de vida.

 

Realmente su visión de una vida MINIMALISTA coincide con mi propia visión de desarrollar nuestras vidas con mayor SENTIDO y CONTENIDO.

 

 

¿Has escuchado el término “Minimalista”?, 

Estoy casi segura que sí y, si no, te comparto que éste se refiere a un “estilo de decoración”, en el que sobresale el uso de pocos elementos decorativos, escasos colores, amplitud de espacios y elementos con un uso específico.

 

Aplicado a nuestra VIDA, el término MINIMALISTA está centrado en TENER lo necesario, lo que realmente nos sirve y no llenarnos de cosas o de deudas para tener más cosas. Se refiere a un ESTILO DE VIDA SIMPLIFICADO en donde revisemos realmente lo que necesitamos y vivamos vidas con SENTIDO. 

Se refiere a vivir un ESTILO DE VIDA en donde le demos mayor importancia a la salud, a las relaciones, a lo que nos apasiona, a lo que de VERDAD le da CONTENIDO a nuestras vidas.

Una VIDA MINIMALISTA nos permite disfrutar más de las personas, de los momentos, de las experiencias, nos permite no “estar atrapados” por deudas o estilos de vida basados en la “imágen  de EXITO”.

 

¿Conoces o eres una de esas personas que tienen 50 pares de zapatos, 8 vajillas, un guardarropa que ocupa 3 habitaciones y aún quieres más?

 

Pues seguramente no has hecho CONSCIENCIA  de cómo las COSAS te tienen “atrapada” y entre más y más cosas tienes, sientes que necesitas más. Sin darte cuenta, estás viviendo un estilo de vida BARROCO y totalmente CONSUMISTA, en donde, las cosas, las deudas y la imágen de éxito te tienen “controlada” y seguramente muy angustiada.

 

Creo que a muchas nos ha pasado.

Yo he ya despertado y tratado de SIMPLIFICAR mi vida. Aun me falta mucho trabajo por hacer para realmente vivir una VIDA MINIMALISTA pero siento que voy por buen camino, "descosificándome" y tomando consciencia de lo que realmente le da SENTIDO y CONTENIDO a mi vida. De lo que realmente me hace FELIZ y EXITOSA y que está basado más en quién SOY  que en las posesiones que TENGO. 

 

Te invito querida amiga a que revises tu ESTILO DE VIDA, a que hagas consciencia de qué tan "cosificada" está tu vida y qué tan atrapada te encuentras en un sistema de vida CONSUMISTA  que definitivamente le está restando SENTIDO y CONTENIDO a tu vida. 

 

Te invito a que SIMPLIFIQUES TU VIDA, para poder vivir con mayor libertad y felicidad.

 

 

 

 

 

 

 

  • : México

Acerca del autor:

Soy una mujer alegre, independiente, feliz en mi propia piel. Hija, hermana, mamá, amiga. Licenciada en Administración de formación, conductora de radio, escritora, vendedora de ideas, coach, fotógrafa, chef..... Amante de la vida, de la naturaleza, de la buena lectura, de los viajes, de la belleza, de las rosas, de la buena comida, de las conversaciones profundas, de los atardeceres, de los jardines y por supuesto, de la buena compañía.

Un comentario

  1. aquiles_ortiz 2015-03-18 en 2:52 am

    Excelente. Como decía el gran poeta venezolano, Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño; desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.