Los derechos del consultante en terapia

//Los derechos del consultante en terapia

Los derechos del consultante en terapia

Por | 2015-12-04T03:28:30+00:00 diciembre 4, 2015|Desarrollo Personal|2 Comentarios
Con esta reflexión pretendo que cada persona cuente con los elementos necesarios para seleccionar a su terapeuta

 

LOS DERECHOS DEL CONSULTANTE EN TERAPIA

 

Antes de entrar al mundo de la psicología yo había dudado mucho en ir a terapia. Por esto tuve la idea de escribir esta reflexión para contarte  desde mi punto de vista  lo que tienes derecho a encontrar en una consulta con un psicoterapeuta.

 

A continuación te voy a contar algunas de las ideas que inspiran mi trabajo y que de haberlas conocido antes, me habrían despejado dudas y me habría decidido mucho antes a utilizar este recurso que ha sido tan útil para mi vida.

 

Derecho a explorar opciones: Aquí te participo algo en lo que estoy de acuerdo con mi maestra Sylvia London, de Campos Elíseos: Yo como terapeuta tengo el reto de crear conversaciones y relaciones que den lugar a la creatividad, de manera que se generen posibilidades donde antes parecían no existir.

 

Es decir que juntos, y a través del lenguaje, vamos construyendo nuevos significados, indagando a partir de tus fortalezas, habilidades y recursos, así que no estás poniendo tus decisiones en manos de otra persona, como en algún momento pensaba yo como consultante, sino que estamos llevando a cabo un trabajo conjunto donde vamos a explorar opciones diferentes, de la cuales tú escogerás la que más te convenga.

 

Derecho a que no me pongan etiquetas: Me enfoco en las excepciones a los problemas, es decir que la atención se dirige a lo que si funciona, eliminando el lenguaje de déficit o disfunción, evitando poner etiquetas que reducen oportunidades de encontrar soluciones creativas.

 

Yo como terapeuta no pretendo cambiarte, lo que sucede es un proceso de transformación y mutuo aprendizaje, donde no hay ideas preconcebidas de cómo “debe ser” el resultado, no hay certezas ni generalizaciones porque las soluciones se generan en el trabajo conjunto.

 

Derecho a retar las jerarquías: Desde mi punto de vista, esta postura donde el terapeuta confía en ti, está completamente presente, es un  profesional idóneo con quien puedes generar una relación basada más en la confianza y menos en la jerarquía, te va a permitir encontrar las respuestas que estás buscando.

 

Derecho a escoger y seleccionar a tu terapeuta: En lo referente a la selección del terapeuta,  tienes derecho a indagar en la primera sesión todo lo que te parezca útil para comenzar esta relación tan importante. En tus primeras visitas podrás preguntar directamente sobre su preparación académica y experiencia, si traes una inquietud muy puntual, puedes preguntarle qué tan preparado está sobre este tema, o qué tan dispuesto está a entender y aprender.

 

Derecho a averiguar costos antes de tomar la decisión: El tema del costo también es un factor importante que influye en la toma de decisión. Yo he encontrado que no se pierde nada con plantear la situación desde un comienzo y ver qué facilidades puedo negociar.

 

Derecho a decidir la duración del proceso: Puede que tengas la inquietud de que el proceso se prolongue demasiado. Aquí tú eres el líder del proceso, con la capacidad de ser experto en tu vida y quien verdaderamente define el objetivo y cuándo se ha alcanzado. Y esto, te lo digo por lo que sucede en mi consulta,  muchas veces se logra antes de lo que imaginas.

 

Derecho a ser quien va en el asiento del conductor: He escuchado más de una vez la negativa de ir a terapia por parte de algunas personas, basada en la creencia de que es difícil que otro ser humano igual a ti pueda “ayudarte a solucionar tus problemas” y tienen toda la razón. Mi postura frente al trabajo psicoterapéutico, como lo mencioné arriba, no tiene esta finalidad. Yo no te ayudo a solucionar problemas, más bien camino contigo construyendo juntos diversas posibilidades y tú escoges la que te funciona mejor, porque tú eres el dueño de tu vida. El resultado que se genera de esta manera conlleva un aprendizaje y una transformación sólidos.

 

Espero que esta reflexión te haya sido de utilidad para tener claridad en cuanto a lo que tienes derecho a encontrar en un proceso de psicoterapia y hayas logrado despejar algunas de las inquietudes que podrías tener, como yo las tenía en su momento.

 

Puedes escribir tus opiniones o sugerencias aquí en la Sección de Comentarios o en mi página de Facebook, serán muy bien recibidas.

 

  • : México

Acerca del autor:

Psicoterapeuta individual y de pareja, gestora de talento y consultora de empresas. En mi consultorio imparto psicoterapia individual, donde en un trabajo conjunto tú y yo generamos posibilidades que te llevan a encontrar las respuestas a los interrogantes que te estás planteando, de manera que logres mayor plenitud en diversos aspectos de tu vida. En el trabajo de pareja nos enfocamos en ver la relación bajo diferentes perspectivas, que les permitan encontrar alternativas basadas en las mutuas fortalezas, donde se genera una transformación que les muestra a ambos diversas posibilidades. Si tu inquietud se relaciona con la elección de carrera, decisión de cambio de actividad laboral, o con la búsqueda de mayor satisfacción con lo que estás haciendo, te acompaño en el proceso de identificar tu talento natural, partiendo de la utilización de la Herramienta BTSA (Benziger Thinking Styles Assesment), de manera que a partir de aquí encuentres o afiances tu pasión.

2 Comments

  1. jpaul 2015-12-07 en 4:55 am

    Muy inyerrsante y completo. De mucha ayuda

  2. cristina 2015-12-09 en 5:42 pm

    Excelente, estos consejos te ayudan a eliminar paradigmas y prejuicios y a tomar una buena decisión a la hora de buscar a un profesional que se adapte a nuestras necesidades.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.