Para muchos es un término conocido, para otros ni idea de qué es lo que significa ser Resiliente. Acá te comentaremos cuál es el perfil de una persona resiliente y cómo convertirte en una de ellas.

 

Todos hemos conocido personas que a pesar de las dificultades que puedan estar atravesando, se muestran fuertes, resistentes y capaces de superar todo aquello que les suceda. ¿Por qué unas personas logran hacerlo y otras no?¿Por qué unas se sumen en la depresión, mientras que para otras, no existe obstáculo que las detenga?

Este fenómeno se debe a la Resiliencia. ¿Eres tú una persona resiliente?

Ser resiliente trata entonces de esa capacidad que tienen ciertas personas para sobreponerse ante la adversidad. Es la capacidad que te permitirá salir de una situación traumática, compleja o que te produce un profundo dolor. Te permite aceptar esa situación y aprender de ella. Si no tienes esa capacidad, no te preocupes, es algo que podrás desarrollar.

¿Cuál es el perfil de estas personas a las que no hay problema que las detenga?

Tal vez, tengas una que otra a tu alrededor y todavía no las reconoces, pero acá te mostraremos el perfil que una persona resiliente suele presentar:

1.- Son personas con muy buen humor y muy positivas en su accionar.

2.- Para ellas es muy importantes que los que se encuentran a su alrededor se sientan bien. Muestran interés y atención desinteresada por los otros, por lo que suelen ser un tanto altruistas.

3.- Son personas cuyos pensamientos son bastante flexibles.

4.- Son personas comunicativas y muy fáciles de llevar. Te resulta fácil relacionarte con ellas, pues son muy sociables.

5.- Presentan un buen control de las emociones e impulsos, en general.

6.- Ante las adversidades, no pierden el control y piensan que las mismas siempre tienen una solución.

7.- Tienen una buena capacidad de automotivación y un nivel de autoestima adecuado. Se creen capaces de resolver todos los problemas que se le presentan y saben valorarse como seres humanos.

8.- Tiene una buena capacidad de aprendizaje y muy importante, aprenden de sus propios errores.

9.- Son personas asertivas.

10.- No temen en pedir ayuda a los demás.

Ahora bien, conociendo un poco el perfil de una persona resiliente ¿Cómo hacer para convertirte en una de ellas?

1.- Debes desarrollar la capacidad de comprenderte a ti mismo, saber conectar con tus sentimientos y emociones. Detenerte, pensar y aceptar que eres una persona vulnerable, pero también fuerte y que ante cualquier adversidad eres capaz de salir de ella si logras conectar bien con tus emociones.

2.- La adversidad, el profundo dolor, la frustración, pueden llegar a absorberte de tal manera que no te permitan avanzar. Por lo que es de fundamental importancia, mantener tu motivación intacta. No puedes perder tu capacidad de ilusionarte de nuevo por la vida, tus proyectos y necesidad de seguir adelante. Debes desarrollar un plan existencial y un nuevo objetivo por el que valga la pena seguir sonriéndole a la vida.

3.- Debes lograr controlar tus emociones. Si bien es cierto que pasarás por una etapa de dolor, rabia, frustración, tristeza o desconsuelo, será primordial desahogarte y llorar, pero una vez superada esta etapa, deberás regular estas emociones, primero racionalizándolas para poder aceptarlas y superarlas. En este paso es fundamental que te conozcas muy bien y sepas reconocer tus sentimientos y emociones, esto te ayudará a aceptarlas y te guiará por un proceso de sanación del que saldrás fortalecido.

4.- Mantener una actitud positiva ante la vida no es un cliché, es una necesidad. En muchas ocasiones, no será para nada fácil, pero si enfrentas las situaciones con optimismo, no habrá situación por muy difícil que sea, que no puedas superar. Podrás enfrentarte a cualquier situación si no pierdes la confianza en ti mismo y si eres capaz de aprender de ello para salir fortalecido. Se trata de ser proactivo y de usar el presente para cambiar tu futuro.

5.- Fomenta tu autoestima. Hay ocasiones en las que el cambio no parte del hacer, sino del ser. Y es que se puede cambiar lo que sentimos, si cambiamos lo que pensamos sobre nosotros mismos.

6.- Conviértete en un ser flexible. Difícilmente podrás superar la adversidad si no muestras cierta flexibilidad. Esto te permitirá colocarte en perspectiva con relación a la situación que enfrentas y no verás las cosas en blanco y negro, sino que podrás observar una gama de posibilidades que te permitirán salir de esa situación. Fomentarás con ello tu creatividad y potenciarás tu flexibilidad, tu pensamiento constructivo.

7.- Construye a tu alrededor un círculo de amistades que te hagan sentir apreciado, querido y seguro. Las relaciones sociales positivas amortiguarán el efecto de las emociones negativas y fortalecerán tu resiliencia.

8.- No te centres en tus problemas. Involucrarte en los problemas de otras personas, te ayudará a relativizar la realidad. Te hará sentir bien y evitará a que solo te enfoques en ti mismo.

Lejos de lo que muchos puedan pensar, con la Resiliencia no se nace, ésta se puede desarrollar y sobre ella pueden influir ciertos factores como: círculo familiar, amistades, escuelas, sociedad. Debemos intentar rodearnos de personas que sirvan de apoyo y confianza para el desarrollo y mantenimiento de la resiliencia. En los momentos de adversidad, podrás ver con claridad cuáles son las personas que vale la pena mantener en tu vida.

“El ser humano de por sí posee un potencial tan enorme que es capaz de llegar a ser aquello que ni tan siquiera había imaginado que podría llegar a ser”. Santiago Moll

Toda persona puede llegar a ser Resiliente, pero para ello necesitará esfuerzo, motivación y determinación.

Fuente:

WebConsultas

Wikipedia

  • :

    ¿Te ha sido de utilidad este artículo?¡Si te ha gustado, compártelo con tus amigos!

    Tal vez te pueda interesar: Capítulo 10. Volver a Empezar

  • : Ecuador