Aunque las palabras casualidad y causalidad son muy parecidas en su escritura, su significado lleva una gran diferencia.

 

Alguna vez te ha pasado que pensabas en alguien del que hacía mucho tiempo no sabías nada, y de repente te llama? O aprender una palabra que nunca antes habías escuchado, y luego durante días la vuelves a escuchar una y otra vez?

Aunque parezca una casualidad, yo pienso que es una causalidad, es decir, que hay una causa por la que esto ocurre. Y la causa no es otra que el enfoque que le damos, quiero decir, cuando te enfocas en algo, es cuando sucede!

Puedes creer en esto o no, aunque hagas lo que hagas, en el fondo sabes que te volverá a ocurrir, qué me dirías si te dijera que tú puedes hacer algo para atraer estas “casualidades”?

 

Pues quiero darte algunos consejos que pueden ayudarte a generar causalidades magníficas en tu vida:

      1. Ten presencia. No te pierdas nada de lo que sucede a tu alrededor, no te despistes pensando en otras cosas que no sean lo que estás haciendo en tu presente. Cada vez que no vives el presente en plenitud estás dejando de ver las oportunidades que circulan a tu alrededor. 

 

     2. Aceptación de lo que ocurre. Todo lo que no aceptas, se convierte en una resistencia. La resistencia agota, te quita energías y la posibilidad de aprovechar oportunidades. Resistiendo no eliminas nada, sólo lo pospones y te debilitas. Permite que las cosas fluyan y ten plena confianza ti y en tus habilidades.

 

     3. Lee el mensaje que hay detrás. Cuando algo llega a tu vida es para decirte algo, todos los hechos, personas, trabajos, momentos que pasan por tu vida, son para darte algún mensaje. Tú eres el responsable de buscar lo que te quiere decir o de dejarlo pasar y cualquiera de las dos decisiones te llevará a otro hecho, persona, trabajo o momento, con un nuevo mensaje…si eres capaz de entender esto, va a cambiarte la vida! Ese mensaje solo podrás descifrarlo tú, y si no estás preparado/a para entenderlo, al menos consérvalo en algún rincón, quizá en otro momento llegue un nuevo mensaje que hará darle sentido al anterior.

 

     4. Pasa a la acción. Nuestra cabeza es una fábrica de ideas, aunque sólo llevamos a cabo algunas de ellas. Tienes que cambiar esa tendencia, cuando se te ocurra algo, aplícalo! Seguro que se te ha ocurrido por algo en concreto y por muy pequeño o simple que parezca, cada pequeña acción te traerá una reacción, otro efecto, otra causa. Esa causa es la que te hará vivir causalidades, por que aunque te parezca imposible y no le encuentres explicación, no eres tú quien encuentra las oportunidades, sino son las oportunidades las que te encuantran a ti.

 

Este artículo es un ejemplo más…si lo estás leyendo es porque has tomado las acciones necesarias para que llegue hasta ti, seguro que hay una razón, y seguro que lleva un mensaje que tiene que darte. Ahora es tarea tuya encontrarlo y darle un sentido.

 

Un abrazo y feliz coaching! 

www.albertopujolcruz.com

  •   

  • España