Capítulo 12 Avanzando hacia la segunda mitad de Mi Vida

//Capítulo 12 Avanzando hacia la segunda mitad de Mi Vida

Capítulo 12 Avanzando hacia la segunda mitad de Mi Vida

Por | 2014-12-01T13:09:02+00:00 diciembre 1, 2014|Desarrollo Personal|Sin comentarios
Mis queridas lectoras, hoy hablaremos de la importancia de prepararnos para la “segunda mitad” de nuestras vidas……..

 

La realidad es que nadie sabemos cuánto tiempo vamos a vivir, así que ésto de la “segunda mitad de nuestras vidas” es realmente metafórico…….

 

Lo que si es un hecho es que el tiempo va pasando y atrás dejamos ya varias etapas de nuestras vidas. Entre ellas, la infancia, la niñez, la adolescencia y la juventud.

 

No hay vuelta de regreso y el tiempo sigue avanzando……

 

Hay muchas de nosotras que estamos en nuestros 40’s y 50’s, ….es decir, estamos en una etapa de nuestras vidas en donde hemos recorrido ya un cierto camino y hemos entrado a la MADUREZ y, con ella, a una etapa de mayor autoconocimiento, de más sabiduría y de mayor comodidad con nosotras mismas….Pero, por otro lado, definitivamente cada día que pasa vamos dejando atrás la juventud  y con ella nuestra BELLEZA  física y nuestro pasado…….

 

Las arrugas, manchitas, líneas de expresión y canas han hecho su aparición con “bombos y platillos” y han llegado para quedarse. Además, se han empezado a “caer” algunas zonas de nuestros cuerpecitos (dígase bubis, pompis, etc.), y aunque las cremas y tratamientos nos prometen que “podremos recuperar la juventud y belleza”, la realidad es que, en el fondo sabemos que nuestra etapa de mayor belleza física ya pasó y que el pasado, pasado está…….No hay vuelta de hoja.

 

No se qué opines tu pero yo encuentro que muchas mujeres han basado su valor y autoestima en su imagen y al ir envejeciendo viven en una negación total de su edad y quieren verse como se veían en sus 20’s o sus 30’s. Algunas incluso compiten con sus hijas y quieren verse como ellas…. y, la realidad es que no lo logran y no lo lograrán por mas tratamientos, cremas o cirugías que se hagan…..

 

Con todo esto, yo me pregunto  ¿Por qué tenemos tanto MIEDO a ENVEJECER?

 

¿Por qué siempre queremos vernos MÁS JÓVENES?

 

Yo pienso que nos hemos creído todos los conceptos que la sociedad nos ha impuesto respecto a que JUVENTUD es igual a BELLEZA  y MADUREZ  y VEJEZ implican cierto grado de DECLIVE y de PÉRDIDA, no sólo de la belleza física, sino de las capacidades en general…….

 

Pero… ¿Qué tienen de malo la MADUREZ y la VEJEZ?

 

¿Por qué en el fondo quisiéramos usar  “una varita mágica” que nos permitiera conservar nuestra juventud y belleza física para SIEMPRE?

 

Mi opinión es que tenemos MIEDO.

 

Sí, así como lo oyes. Tenemos MIEDO a no reconocernos en un cuerpo arrugado. Tenemos MIEDO a vernos y a sentirnos feas y viejas. Tenemos MIEDO a no querernos. MIEDO a que no nos quieran. MIEDO a las enfermedades ligadas a la vejez. MIEDO a no ser independientes. MIEDO a no poder hacer lo que queramos. MIEDO a que la vida se nos vaya entre las manos. MIEDO a quedarnos solas. MIEDO a no ser productivas. MIEDO a dejar ciertos roles de vida….. y finalmente MIEDO a morir y a dejar de existir.

 

¿Te identificas con estos MIEDOS?

 

Creo definitivamente que las décadas de los 40’s y 50’s nos ofrecen una enorme oportunidad para revisar nuestras vidas, para cerrar ciclos, para vivir duelos y despedirnos del pasado, para REDEFINIRNOS a NOSOTRAS MISMAS y para PREPARARNOS y ENFRENTAR sin MIEDO,  con conocimiento, con dignidad y con estrategia las siguientes décadas de nuestras vidas……..

 

Yo creo que todas las ETAPAS DE VIDA tienen pros y contras.

 

Cuando éramos niñas y estábamos creciendo veíamos la vida “de color rosa”. Vivíamos la vida aprendiendo, jugando, siendo…..Nuestras preocupaciones máximas se limitaban a ser buenas hijas, hermanas, estudiantes, a hacer amigas, a disfrutar de la vida. Jamás nos preocupábamos de temas como la salud o la vejez…..

 

Durante nuestra adolescencia, empezamos a florecer y a encontrar nuestra propia identidad, a definir quiénes y cómo queríamos ser. 

 

Así seguimos avanzando en las etapas de la vida y llegamos a la etapa de la juventud, al momento de volvernos independientes de nuestra familia. Para muchas de nosotras, a la etapa de trabajar y realizarnos profesionalmente, de encontrar a nuestras parejas, de convertirnos en mamás y de empezar nuestras familias. Físicamente en esta etapa de juventud llegamos, sin darnos cuenta a nuestra etapa de máxima belleza y plenitud física.

Y así, sin pensarlo, quizás asumimos que “duraría para siempre” y seguimos en nuestras dinámicas de vida, en nuestros contínuos quehaceres y, llegamos a la década de los 40’s y 50’s y…. las arruguitas, las canas y las líneas de expresión se empezaron a reflejar diariamente en el espejo……..

 

Ya ESTAMOS AQUÍ, en esta maravillosa etapa de MADUREZ y, así como han aparecido las líneas de expresión y las canas que, a lo mejor no nos acaban de encantar, también hemos llegado a la etapa en la que ya SABEMOS QUIÉNES SOMOS, a una etapa en la que nos SENTIMOS MÁS CÓMODAS EN NUESTRA PROPIA PIEL……

Somos MUJERES MADURAS, más hechas, más seguras de nosotras mismas, con más experiencias acumuladas de vida que nos hacen ser MÁS INTERESANTES.

 

Podemos expresar más libremente nuestras ideas y opiniones, lo que nos gusta y lo que no nos gusta. Ya tenemos una personalidad formada y una visión de la vida más amplia y profunda y eso…….nos permite reflejar “OTRO TIPO DE BELLEZA”.

 

Una belleza más profunda. Una BELLEZA INTERIOR que empieza a proyectar su luz de dentro hacia afuera y que nos da la oportunidad de vernos a nosotras mismas con MAYOR APRECIO y AMOR  y, ante los demás, nos da la posibilidad de reflejar ese “MARAVILLOSO SER INTERIOR “ que es quienes realmente somos.

 

Es un hecho que si queremos llegar a los siguientes años o décadas de nuestras vidas con SALUD, INDEPENDENCIA y BIENESTAR, necesitamos hacer desde HOY una ESTRATEGIA para enfrentar los indudables retos que vendrán por delante en nuestras vidas.

 

Nuestro cuerpo seguirá ENVEJECIENDO, aunque no nos guste. Y, si no lo cuidamos y ajustamos nuestras prioridades de vida para darle mayor importancia a la SALUD que a la BELLEZA y, si no reaprendemos a comer saludablemente y mejoramos nuestra alimentación, si no hacemos ejercicio como una disciplina de vida, el precio que pagaremos podrá ser muy alto….nuestra independencia, bienestar, salud y calidad de vida podrían decaer terriblemente……

 

Tenemos definitivamente que trabajar en “NUESTRO CONTENIDO ESPIRITUAL, INTELECTUAL Y EMOCIONAL”, seguir cultivando nuestras mentes, nuestros intereses y hobbies y por supuesto, nuestras relaciones humanas……Tenemos que seguir siendo mujeres interesante y ricas en experiencias. Mujeres divertidas y llenas de vida……….

 

Por delante vienen cambios inevitables . Entre ellos, para las que tenemos hijos, tendremos que enfrentar “el nido vacío” e impulsar a nuestros hijos a volar, para hacer sus propias vidas y nosotras haber desarrollado nuestras propias actividades, intereses y relaciones que nos “permitan soltar” a aquellos seres que tanto amamos y reaprender a vivir sin ellos, siendo felices, plenas e independientes.

 

Realmente ninguna de nosotras sabemos si viviremos un día más u otros cuarenta años más. Lo que si sabemos es que el tiempo pasa y LO QUE NO HAGAMOS HOY tendrá un impacto en el futuro, en nuestro futuro….. y este impacto puede ser positivo o negativo.

 

Yo querida amiga, te invito a que te prepares. Te invito a que DISEÑES TU ESTRATEGIA  para  la siguiente etapa de tu vida. Te invito a que hagas los ajustes y cambios que tengas que hacer HOY para ENVEJECER  con SALUD, con ALEGRÍA, con INDEPENDENCIA, con DIGNIDAD, con BIENESTAR y con AMOR.

 

 

  • : México

Acerca del autor:

Soy una mujer alegre, independiente, feliz en mi propia piel. Hija, hermana, mamá, amiga. Licenciada en Administración de formación, conductora de radio, escritora, vendedora de ideas, coach, fotógrafa, chef..... Amante de la vida, de la naturaleza, de la buena lectura, de los viajes, de la belleza, de las rosas, de la buena comida, de las conversaciones profundas, de los atardeceres, de los jardines y por supuesto, de la buena compañía.

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.