¿Sabes qué son los saboteadores internos y cómo estos pueden hacer que desistas de tus sueños? Quédate con nosotros y aprende a identificarlos…

 

“No puedo hacerlo”, “No soy capaz”, “Mejor lo dejo para después” … Son voces internas que puedes estar escuchando en tu diario vivir y si esas voces te hacen postergar tus planes de vida, entonces estamos hablando de saboteadores internos.

Los saboteadores internos

Son pensamientos o creencias que nos hacen dudar de nuestra capacidad, lesionan nuestra autoestima y no nos dejan enfrentar caminos nuevos para lograr aquello que deseamos.

Son esas vocecitas que comienzas a escuchar en tu cabeza cuando tienes ante ti algún reto o desafío. Una te pintará la situación de color de rosa, mientras la otra te mostrará un panorama totalmente negro. La misión de esta última será mantenernos en nuestra zona de confort, porque es lo que ella conoce, aunque mantenernos allí no sea lo mejor para nosotros.

Voz interior que a diario nos pone piedras en el camino

Puede que ni siquiera te hayas dado cuenta de su existencia, de esas voces que escuchamos a diario, enumerándonos las cien posibilidades del por qué algo que deseamos hacer, puede salir mal.

“Estoy muy viejo para eso”, “No tengo la preparación suficiente”, “No soy inteligente como para manejarlo”, “No tengo tiempo”, “No es el momento”, “Es que la buena suerte me ha abandonado…”

Esos pensamientos irracionales y a veces obsesivos, que van saboteando cada idea que surge en tu cabeza, envolviéndote en un miedo que te impide avanzar hacia aquello que deseas, esos son los saboteadores internos. Hacen que dudemos de nuestras habilidades y capacidades, empequeñecen nuestra autoestima, impidiendo que hagamos cualquier cambio para mejorar.

Cada uno de nosotros tenemos nuestros propios saboteadores internos, pero lo ideal es impedir que esos miedos que se apoderan de nuestra cabeza, esas voces internas que siempre nos cuentan lo malo de una situación, no adquieran demasiada fuerza, debemos hacer que simplemente permanezcan como un susurro o un eco lejano al que no prestamos mucha atención.

El miedo “Sí”, debe existir porque es el que nos alerta ante situaciones de peligro, pero no debemos dejar que crezca de tal manera dentro de nosotros, que nos impida avanzar hacia nuestros objetivos.

Así que, es muy probable que se desarrollen batallas en nuestra cabeza entre estos saboteadores internos y lo que realmente deseamos. Si logramos detectar los primeros y estamos completamente seguros de los segundos, entonces podremos controlarlos y neutralizarlos.

Detectando a nuestros saboteadores internos

1.- Revisa tu diálogo interior e identifícalos. Para ello, debes observar tu diálogo interno y las palabras que usas en él. Presta atención a ¿Cómo te tratas? ¿Cómo te calificas? Hacer esto permitirá que te des cuenta de que es tu propia voz la que te está colocando los obstáculos que te impiden alcanzar tus metas. El no hacerlo, probablemente te mantenga atascado para siempre en la misma situación por la que te sientes tan insatisfecho.

2.- Ponles nombre. Una vez que has identificado a tus saboteadores internos, deberás ponerles un nombre para ayudarte luego a neutralizarlos con mayor facilidad. No puedes pelear con lo que desconoces, ¿cierto?

Miedo, frustración, timidez, inseguridad. Analiza cada una de las emociones que estás sintiendo. Tal vez sea doloroso, pero al final verás que vale la pena hacerlo porque el premio será tu libertad para hacer lo que desees.

3.- Cambia tu diálogo interior. Ya sabemos que nuestros saboteadores internos son aquellos a quienes en algún momento les dimos la potestad para interferir en nuestra vida, en nuestras decisiones. La única forma de cambiar esta situación es restarles la importancia que alguna vez les otorgamos. ¿Cómo hacemos esto?

Cambiando nuestro diálogo interior. Elimina los mensajes que te sabotean y sustitúyelos por pensamientos positivos que te motiven, estimulen e impulsen, que además refuercen tus habilidades y tus talentos.

4.- No busques excusas para realizar el cambio. Enfrentar a tus saboteadores internos para restarle la fuerza que les has dado, requiere de mucha motivación y de un gran esfuerzo. Por lo tanto, acepta tus errores, asume la responsabilidad sobre ellos, corrígelos y extrae el aprendizaje. Nunca te detengas ante una falla.

5.- Fortalece tu autoestima y tus valores. Ámate, quiérete, respétate y sé tolerante contigo como lo puedes ser con tu mejor amigo. Dales fuerza a tus valores, a tu capacidad de ser feliz, a tu derecho de tener una pasión y de luchar por ella para lograr tu satisfacción personal y profesional.

6.- Cultiva la motivación. Colócate pequeñas metas que te otorguen la confianza para alcanzar desafíos más grandes. Después de todo, la motivación es el combustible que nos impulsa en la vida y debemos cultivarla constantemente.

7.- Nunca dejes de perseverar. No te detengas ante los obstáculos, utilízalos como peldaños para alcanzar tus objetivos.  No olvides alimentar tu interior, para hacerte cada vez más optimista, más fuerte y que tu confianza sea inquebrantable.

Una vez que racionalices tus miedos y hayas minimizado el impacto de tus saboteadores internos tendrás el control de tu vida y podrás experimentarla plenamente.

Fuente:

Global Campus Nebrija 

La Mente es Maravillosa 

  • :

    ¿Te has dejado llevar por estos saboteadores internos? Coméntanos tu experiencia.

    No olvides compartir este artículo, para que otros puedan descubrir cuáles son los saboteadores internos que les están impidiendo avanzar en su vida.

    Te puede interesar leer: ¿Cómo lidiar con nuestras emociones para sentirnos plenos?

  • : Ecuador