En todo lo que hagas, en todas las áreas de tu vida necesitarás la motivación como impulso para poder dar los pasos necesarios en el sentido correcto hacia eso que te propones. La motivación es esa fuerza invisible pero de inmensa ayuda que nos empuja siempre hacia adelante.

 

Sabemos que todos necesitamos de esa fuerza o energía que nos invita a dar lo mejor de nosotros en pro de conseguir buenos resultados en nuestra vida, sin embargo, también es cierto que dependiendo de nuestra personalidad, “gustos” y objetivos requeriremos diversos tipos de motivación. Puede que alguien la encuentre en otra persona, mientras que otra persona en el sólo hecho de imaginarse las bondades que recibirá al obtener lo que ha soñado. Por eso, te dejo estas cinco fuentes de motivación para que escojas la que mejor te funcionará a ti.

Fuentes de Motivación:

Es importante que te mantengas muy atento a eso que te motiva siempre, a esa manera particular que tienes de animarte y reanimarte, pues mientras más te conozcas a ti mismo, más podrás ser eficiente a la hora de emprender un camino hacia una interesante meta.

1.- Fuentes de Motivación Positivas:

Son esas cosas que nos nutren, nos traen felicidad y en las que vemos beneficios para nosotros. Las fuentes de motivación positivas, son aquellas que nos conectan a los beneficios que obtendremos de una determinada meta. Por lo general, forman parte de nuestra imaginación, en la que vemos las consecuencias de luchar por lo que queremos.

2.- Fuentes de Motivación Negativa:

Aunque lo ideal es que la fuente de motivación que tengamos sea siempre la primera, no podemos negar la existencia de ésta, y de hecho, bien trabajada y manejada podría darnos buenos resultados. Las fuentes de motivación negativas, son aquellas que se basan en el miedo a que algo “malo” ocurra, a que fallemos o nos veamos en una situación humillante o decepcionante. En este caso nos “movemos” o “actuamos” motivados a evitar algo y ésta también es una forma de conseguir metas y propósitos.

3.- Fuentes de Motivación Externa:

En este caso la fuente no es precisamente de lo que consigamos como satisfacción interna, ni por miedo a algo en específico, más bien es relacionada con una especie de “recompensa” que obtendremos en el exterior. Este tipo de motivación es muy válido pero debes tener en cuenta que se agotará cuando la fuente externa cese, es decir no dependerá de ti.

4.- Fuentes de Motivación Interna:

Es todo lo contrario a la anterior, pues depende únicamente de nosotros mismos y es una de las más valiosas fuentes de motivación que podemos hallar, pues será totalmente gratificante. Ella está relacionada con nuestro propio deseo de crecer, de ser mejores y desarrollarnos como seres humanos, sin depender de una recompensa foránea.

5.- Motivación basada en el ego:

Se basa principalmente en la comparación que nos hacemos con otras personas, en este tipo de motivación nos preocupamos por imitar u obtener lo que otras personas ya han conseguido. En cierto nivel y punto, puede ser beneficiosa sin embargo, no debe rebasar los límites y caer en la “envidia” pues se convertiría en un sentimiento totalmente negativo para ti que finalmente te traerá más tristeza y desolación que otra cosa.

  • :

    Entonces, ahora que has visto los tipos de motivación que existen ¿con cuál te identificas? ¿En cuál de estas fuentes aspiras nutrirte? Existen muchas opciones para ver imágenes con frases, mensajes de motivación y encontrar la información que necesitas para ayudarte siempre a tener una buena actitud ante la vida. Te recomendamos que siempre insistas en desarrollarte, ampliar tu conocimiento y ser la mejor versión de ti mismo.

  • : Guatemala