Las crisis existenciales ¿Son momentos negativos por los cuales la vida nos obliga a transitar en alguna etapa de nuestra existencia? O se pueden considerar ¿Momentos necesarios para crecer?

 

Creo que, a todos, en algún momento de nuestras vidas, nos ha tocado pasar por las llamadas Crisis Existenciales. Bien sea porque perdimos el trabajo, porque falleció un ser querido, porque nos ha dejado nuestra pareja, porque perdimos a nuestra querida mascota, porque sufrimos una enfermedad crónica y un largo etc.

Cuando las crisis existenciales nos golpean, suelen aglutinarse en nosotros, emociones como la angustia, el estrés, la ansiedad, la tristeza, la depresión, y aunque todas ellas parecieran tener una connotación negativa, lo cierto es que, gracias a ellas, logramos reafirmarnos, reinventarnos. Descubrimos quienes somos y en muchas ocasiones, nos ayudan a entender cuál es nuestro propósito en la vida.

Por lo tanto, las crisis existenciales, manejadas de la forma correcta, podrían considerarse situaciones indispensables por las que debe pasar el ser humano, para que éste logre crecer, expandirse y replantear los objetivos que lo llevarán, irremediablemente, a la realización personal.

Pero ¿qué son las Crisis existenciales?

Son situaciones con las que nos deparamos a lo largo de nuestra existencia, en las que comenzamos a cuestionarnos sobre lo qué somos, sobre lo qué estamos haciendo y sobre lo que en realidad queremos ser.

Son períodos en los que sentimos urgencia de encontrarle un propósito a las cosas en las que solemos invertir gran parte de nuestro tiempo, porque lo que hacemos ya no nos llena, no nos satisface. Lo encontramos vacío y sin sentido, y nos genera una imperiosa necesidad de cambiar. Es una suerte de venda que se nos cae de los ojos. Un darse cuenta…

Las crisis existenciales, pueden surgir por diversas razones y en distintas etapas de nuestra vida. Nadie está exento de pasar por ellas. Así que puede afectar incluso a personas que cuentan con amplios recursos económicos o que son exitosas en sus profesiones.

La persona que sufre una crisis existencial siente que ha perdido su norte, que lo que hace no le satisface y se siente incapaz de visualizar las metas que le ayuden a alcanzar su autorrealización personal. Por lo que muchas veces, no tiene nada que ver con los logros materiales que se puedan llegar a tener.

También puede llamársele a la crisis existencial, Crisis de Identidad, porque suele presentarse cuando aquello que creíamos tener bajo control, ya no lo está. Empezamos a cuestionarnos sobre lo que estamos haciendo y sobre nuestro real objetivo en la vida.

Para poder salir de ella, supone abandonar nuestra Zona de Confort, hacer una autorreflexión sobre aspectos de la vida, que hasta ese momento no nos preocupaban tanto, e iniciar la búsqueda de nuevos recursos, porque con los que siempre habíamos contado, ya no nos son de utilidad.

Cuando nos encontramos en esa búsqueda de recursos y respuestas, entramos en un período de ansiedad, que no nos permite avanzar. Solo el encontrar las respuestas, y el poder visualizar el nuevo camino a seguir, nos devolverá nuestra Paz Interior, porque habremos recuperado nuestra identidad y le habremos dado un nuevo sentido a nuestra vida.

crisis existencial

 

¿Qué sucede si no resuelves tu Crisis Existencial de la manera apropiada?

Cada individuo debe iniciar su propio camino hacia su reconocimiento y poner de su parte para lograr redescubrir los objetivos que le dan sentido a su vida. Se trata de recorrer un camino de descubrimiento personal, en el que se requiere de fuerza de voluntad y de autoconocimiento.

Quienes se quedan atrapados en estos períodos de crisis existenciales, son aquellas personas que necesitan cambiar su visión del mundo y ampliar sus esquemas cognitivos, o bien, hacerlos más flexibles.

No resolver estas crisis, podría envolverte en una espiral negativa, en la que piensas que no tienes la capacidad de salir de ella o no cuentas con los recursos necesarios, lo que podría desembocar en: desesperanza, indefensión aprendida, una depresión severa y en el peor de los casos, en el suicidio.

Cada uno vive sus crisis a su manera. Lo que a ti te toma una semana, a otra persona puede tomarle un mes, un año. Pero lo que sí es cierto, es que cuando la crisis existencial se prolonga en el tiempo, volviéndose larga e intensa, requerirá de la ayuda de un profesional.

Los psicólogos podrán ayudarte a encontrar las respuestas, pero el camino deberás trazarlo tú, debido a que cada uno de nosotros contamos con prioridades bien diferentes.

¿Crisis Existencial Momento necesario para crecer?

Cuando logras salir de la Crisis Existencial de forma satisfactoria, sentirás que has vuelto a conectar contigo mismo y tu forma de pensar estará completamente reestructurada. Cambiarás hábitos, que tal vez no eran tan positivos, por otros más sanos y alcanzarás de nuevo la paz interior y el bienestar emocional. Habrás crecido sin lugar a duda.

Fuente:

Psicología y Mente 

Por Dentro 

  • :

    ¿Has pasado alguna vez por una Crisis Existencial? ¿Cómo saliste de ella? Cuéntanos tu experiencia y si te ha parecido útil este artículo, no dejes de compartirlo con tus amigos.

    Te puede interesar leer también: ¿Qué es un Ataque de Pánico y cómo controlarlo?

  • : Ecuador