Nuestro cuerpo es el templo a través del cual se expresan nuestra mente y nuestra alma, es ese vehículo que nos permite desempeñarnos, crear, sentir, vivir. Es la morada desde la cual tenemos la oportunidad de experimentar la vida.

 

Y hoy me gustaría invitarlos a reflexión y entregarles herramientas que les permitan crear mayor salud y bienestar en sus vidas.

La creación de salud y bienestar en nuestro cuerpo tiene un componente mental o emocional, y un componente físico. Nuestra salud depende tanto de nuestra manera de pensar como de nuestro comportamiento. Y actuamos de acuerdo a como creemos o sentimos. 

Es importante comprender que las circunstancias de nuestra vida son reflejo de nuestro comportamiento y nuestras acciones un efecto de nuestro pensamiento. Nunca son el origen. Si pensamos “Salud” crearemos Salud.

Nuestro cuerpo es como una mascota y está sujeto a nuestra mente, no piensa por sí solo, solo responde a nuestro pensamiento y al ambiente. Voy a centrarme en nuestro pensamiento e invitarles a hacer un ejercicio simple pero muy poderoso y que ha significado un gran avance y una mejor salud en mi vida y en la vida de las personas con las que trabajo. El ejercicio se llama “AA“(Amar y Aceptar nuestro cuerpo tal y como es en este momento). Con todas sus condiciones actuales.

Los AA (Alcohólicos anónimos) comienzan el camino de sanación a través de la Aceptación de su condición de Alcohólicos. Mientras no reconocen y aceptan su condición no comienzan a sanarse. El principio es el mismo, vamos a amar y a aceptar nuestro cuerpo tal y como está en este momento como primer principio para sanar y mejorar nuestra salud. Y vamos a amarlo a través de la palabra. Repitiendo con agradecimiento y con fe “yo te amo cuerpo, yo te amo de verdad, y te estoy muy agradecido(a) por todo lo que has hecho por mi hasta hoy”.

Algunos de nosotros no podremos sentir estas palabras de corazón en un principio, especialmente si nuestro cuerpo presenta síntomas de enfermedad. Pero les pido abrir su mente a la posibilidad de que esto puede ser así, y si en alguna parte logran creer que esa manifestación de enfermedad es un producto del pensamiento y del ambiente, como dije al principio del artículo, y no el origen, los invito a repetir esa frase 3 veces al día con fe por lo menos durante 21 días seguidos, como medicina energética, una prescripción igual a los antibióticos, y les pido 21 días porque este tiempo demora el cuerpo en reconocer algo y comenzar a crear hábito, el aprendizaje es del cuerpo y toma tiempo y la idea del ejercicio es crear hábitos nuevos.  

  • Recordemos, las cosas no crean cosas, el cuerpo no crea cuerpo, solo el pensamiento tiene poder para crear. Reflexionemos sobre esto. Y aquellos que se animen a hacer el ejercicio lo verán reflejado directamente en el mejoramiento de su salud y su bienestar. Somos el resultado de todo lo que hemos pensado decía el Buda. Y si le damos amor a nuestro cuerpo, él nos responderá con salud y mayor energía.

    También te puede interesar: La vide de tus sueños creada desde el Ser... Hablemos de dinero

     

  • Argentina