Mis queridas amigas, a veces siento que nosotras las MUJERES somos demasiado críticas y exigentes con nosotras mismas. Nos centramos en lo que NO TENEMOS o en lo que NO SOMOS y dejamos de ver todas nuestras CUALIDADES y CAPACIDADES…

 

Vivimos en un mundo que nos ha puesto a las MUJERES una SERIE DE ESTÁNDARES y de EXIGENCIAS de cómo debemos de SER y ACTUAR.

 

Todos los días somos literalmente “bombardeadas” con gran cantidad de imágenes de lo que se considera una MUJER BELLA y EXITOSA.

 

Por supuesto, en estas imágenes se resalta la JUVENTUD, la DELGADEZ, una PIEL PERFECTA (libre de manchas y arrugas). Normalmente se muestran a mujeres altas, con sonrisas y cabello perfecto y por supuesto siempre con una imagen impecable.

 

Nosotras hemos entendido que SER BELLA y EXITOSA es tratar de vernos lo más parecido a esas imágenes que nos muestran.

 

Pero, ¿qué pasa si somos bajitas o llenitas, o tenemos arrugas, o tenemos un color de piel que no es considerado “bello”?

 

Eso, ¿nos hace NO SER BELLAS?

 

Las MUJERES  tenemos que  aprender a SER GENEROSAS con nosotras mismas y necesitamos “TIRAR A LA BASURA” todos estos falsos SISTEMAS DE CREENCIAS que muy sutilmente “nos hemos tragado” y nos han hecho sentir que NO somos lo suficientemente bellas o inteligentes o exitosas……

 

Hemos inconscientemente aceptado que CARECEMOS de belleza o capacidad  porque nos lo han hecho creer….

 

HOY es tiempo de despertar y de voltear a vernos desde otro lugar. Desde un lugar REAL, desde un lugar más GENEROSO y verdaderamente HUMANO.

 

La BELLEZA nunca debe de estar ligada a un color de piel, a un peso, a una estatura,  a un edad o a cierto tipo de facciones.

 

Para mi, la BELLEZA es algo que se irradia desde el interior de un ser humano y se  proyecta en su exterior, independientemente de su peso, edad, estatura o color de piel.

 

Todas las MUJERES necesitamos ACEPTARNOS a nosotras mismas con GENEROSIDAD. Con nuestras cualidades y defectos, con nuestras características físicas, con nuestra edad, talla y peso. 

 

Cada UNA de NOSOTRAS es ÚNICA e IRREPETIBLE y eso nos hace BELLAS a todas. Nunca seremos o nos veremos como nadie más.

 

Necesitamos AMARNOS, ABRAZARNOS y realmente QUERERNOS. Y, necesitamos que nuestra HIJAS hagan exactamente lo mismo. 

 

Nosotras no podemos ni debemos seguir permitiendo que el MUNDO EXTERIOR nos diga si somos o no bellas o exitosas si cumplimos los “estándares” que nos marcaron.

 

Nosotras debemos SENTIRNOS BELLAS y mostrarle al mundo que lo somos. Necesitamos SENTIRNOS SEGURAS de nosotras mismas. Necesitamos conocernos y aceptarnos en nuestra TOTALIDAD. 

Necesitamos QUERERNOS y AMARNOS de verdad y saber que cada una de nosotras viene a EMBELLECER este mundo simplemente por existir.

 

 

La AUTOESTIMA FEMENINA la tenemos que reforzar y para ello, tenemos que reaprender a vernos y a aceptarnos desde la GENEROSIDAD.

 

Las invito queridas amigas a que ustedes y todas las mujeres de su familia se VALOREN, se QUIERAN y se ACEPTEN, con todas sus cualidades y defectos, con sus características físicas, emocionales e intelectuales únicas y que cada una de ustedes sume con su BELLEZA a este mundo.

 

  • México