Afrontando nuestras Tormentas

//Afrontando nuestras Tormentas

Afrontando nuestras Tormentas

Por | 2016-11-17T16:47:31+00:00 noviembre 17, 2016|Desarrollo Personal|2 Comentarios
En el caminar de la vida, afrontamos días despejados y soleados, y también tormentas. Hoy comparto con ustedes un regalo que la naturaleza nos brinda y nos lleva a reflexionar sobre las maneras de cómo afrontar situaciones difíciles en nuestra vida.

 

La vida es un camino lleno de sorpresas. En su recorrer nos encontramos con grandes vías, estrechos senderos, curvas cerradas que nos impiden ver el horizonte, rectas, bajadas, subidas, días soleados y tormentas. La vida es, como suelo describirla, un campo de rosas…con sus espinas.

Rory Vaden, escritor y motivador estadounidense, nos da como regalo una enseñanza sobre este camino. Pues revela una moraleja que nos brinda la naturaleza y que hoy lo comparto con ustedes:

Vaden nos explica que, dada la topografía del estado de Colorado, es posible que convivan vacas y búfalos en una misma área. Se ha observado que existen diferencias sustanciales entre la reacción de ambas especies ante situaciones idénticas, como lo son las tormentas.

Cuando una tormenta se aproxima, la reacción de las vacas es huir de ella, corriendo en el mismo sentido, con la intención de dejarla atrás. Sin embargo, las vacas no son animales muy veloces y esto ocasiona que rápidamente queden atrapadas dentro del vendaval. Mientras más intentan escapar, mayor es el tiempo dentro de la tempestad, el desgaste y las consecuencias para su salud.

Ante la misma tormenta la reacción del búfalo es sorprendente y única. Pues al sentir que la tempestad se aproxima, el búfalo espera a que se acerque y luego decide enfrentarla al correr hacia ella para atravesarla. De esta manera se minimizan los efectos, el tiempo y los daños que la tormenta pudiera ocasionar.

Esta maravillosa lección, me sirve de ejemplo para reflexionar acerca de las actitudes que podemos tener ante las situaciones difíciles que se nos presentan en la vida.

Muchas veces actuamos como las vacas, huyendo del dolor y de sus consecuentes afectaciones, sin darnos cuenta que esto sólo ayuda a perpetuarlo en el tiempo y enfatizarlo en la forma. Nos esforzamos tanto en adormecer el dolor, en ignorarlo y en dejarlo atrás que no nos damos cuenta que vivirlo y trabajarlo es la manera más sana y conveniente de recobrar la estabilidad y la paz.

Tapar nuestro dolor es perdernos parte de la vida y de las lecciones contenidas en él. Evitar vivir nuestras tormentas solo hace que nuestro dolor sea más intenso, más duradero y, muchas veces, que sea expresado de manera nociva para nosotros y nuestro entorno.

Por ello los invito a seguir estos 5 pasos claves para enfrentar nuestras tempestades, y así salir fortalecidos y recobrar la paz y la armonía. Son lo que llamo las 5 A’s:

1-   AFRONTAR: No se puede trabajar lo que no se ve. Por esto conviene ver de frente la situación, con conciencia, reconocerla y encararla.

2-   ADMITIR: Abrirse al dolor y a las emociones que surjan. Permitirse vivir el dolor…dolerse…

3-   ACTITUD: Es decidir qué postura asumir ante una situación puntual y ante la vida en general. Como creadores de nuestra obra maestra, tenemos el gran poder de decidir qué colores, formas y matices incorporamos a nuestro lienzo.

4-   ACTUAR: Ante la decisión de cómo vivir, actuar congruentemente.

5-   AGRADECER: A las personas, situaciones y aprendizajes, y especialmente a la vida…

Cuando ineludiblemente veas acercarse una tormenta a tu vida, recuerda la mentalidad del búfalo y el poder infinito que tienes para afrontar, vivir, decidir y transformar cada experiencia en aprendizajes.  

 

Gabriela Godoy Bailey

Tanatólogo Clínico

reinventarnos.ggodoy@gmail.com

www.facebook.com/Reinventarnos

 

 

 

  • : México

Acerca del autor:

Tanatología, desarrollo personal.

2 Comments

  1. carolina_rios 2016-11-17 en 9:29 pm

    Gracias Gaby por este excelente artículo. El aprender a ” Enfrentar nuestras Tormentas” es algo que todas las personas necesitamos hacer para crecer.

  2. cristina 2016-11-18 en 12:16 am

    Gaby, que buena perspectiva la de enseñarnos cómo actúan las vacas vs los búfalos. Definitivamente tenemos la posibilidad de elegir cómo vamos encarando la Vida. Gracias por los 5 pasos para ejercitar la forma en que podemos movernos en la tempestad!

Deja tu comentario

Contactos

Si quieres ponerte en contacto con el equipo de Adipiscor envíanos un email a servicio.al.cliente@adipiscor.com También puedes ingresar a la página de Contactos y rellenar el formulario.