Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¿Cómo realizarte el autoexamen de mama?


Si aún no lo sabes, aprender a realizarte el autoexamen de mama es fundamental para detectar el cáncer de mama a tiempo. Puede que tengas miles de tareas pendientes, hacer una pausa por tu salud y autoexaminarte, podría salvarte la vida.


¿Cómo realizarte el autoexamen de mama?




Descripción extendida

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres, convirtiéndose en una de las causas más importantes de muerte entre mujeres con edades comprendidas entre los 15 y 54 años. Las estadísticas nos dicen, que una de cada nueve mujeres, puede llegar a padecerlo en su vida.

La buena noticia es que si se detecta a tiempo, se puede curar en la mayoría de los casos.

La mayoría de los cánceres de mama, tienen una causa intederminada, pero generalmente, se le asocia a la edad, estilo de vida, causas genéticas o ambientales. A partir de los 40 años, la probabilidad de desarrollar la enfermedad, es mayor.

Lo único que necesitas hacer para alejarte de las estadísticas, es tomarte 10 minutos una vez al mes y aprender estos cinco pasos, para realizarte el autoexamen, que te permitirá estar conectada con tu salud y conocer tu cuerpo.

1.- Busca una habitación con buena iluminación y ubícate frente a un espejo. Coloca tus manos por detrás de la cabeza con los codos elevados. Observa ambas mamas y fíjate en su tamaño, forma, color. Asegúrate de que no existan hundimientos o bultos, cambios en la posición del pezón o en la textura. Haz lo mismo con los brazos ubicados hacia los lados y hacia abajo. Observa tus mamas desde todos los ángulos.

Luego, pon tus manos en las caderas y haz fuerza con los brazos, llevando los codos y hombros hacia el frente. En esta posición, observa posibles cambios en la piel o desviaciones del pezón.

2.- Para examinar tu mama derecha, coloca tu manos derecha detrás de la cabeza, levantando el codo. Con la mano izquierda, usando la yema de los dedos y siguiendo las agujas del reloj, presiona suavemente con movimientos circulares.

3.- Palpa toda la superficie de la mama y determina la presencia de masas o dolor.

4.- Examina el pezón, usando los dedos pulgar e índice y haciendo presión desde arriba hacia abajo y desde los lados. Fíjate si existe salida de sangre o secreción de algún líquido.

5.- Examina la axila con la yema de los dedos, realizando movimientos circulares, tratando de determinar la presencia de masas o algún tipo de inflamación.

Luego, realizarás los mismos pasos para examinar tu mama izquierda, colocando tu mano izquierda detrás de la cabeza y elevando el codo. Completa los pasos anteriores.

Este autoexamen, también puedes realizarlo acostada, para lo cual deberás elegir una superficie plana, como por ejemplo la cama.

Si lo realizas dentro de la ducha, enjabonate las manos, para que tus dedos se muevan más fácilmente sobre la piel.

Datos que debes tener en cuenta:

- Realízate el autoexamen una vez al mes.

- El momento ideal para realizarte el autoexamen, es 7 días antes del período o 10 días después del mismo.

- Si no tienes el período por cualquier motivo, elige un día fijo de cada mes.

- Es importante que tengas en cuenta, que debes realizarte controles, después de cumplir los 35 años. Estos controles puedes hacerlos por medio de una mamografía o una ecografía o ambos.

La mamografía, especialmente, se lleva a cabo en mujeres, con edades comprendidas entre 40 y 69 años de edad. Es una prueba sencilla que consiste en la radiografía de las mamas, con las que se obtienen imágenes muy detalladas, con una dosis mínima de radiación.

- Mantén una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y cereales.

- Evita el consumo excesivo de grasas, bebidas alcohólicas o fumar.

- La actividad física es importante, por lo que haz de ellos una rutina diaria de por lo menos 30 minutos.

Importante. Señales a las que debes estar atenta:

a) Asimetría de las manas.

b) Hundimiento del pezón.

c) Presencia de protuberancias.

d) Vena creciente.

e) Presencia de hendiduras.

f) Erosiones en la piel.

g) Huecos en la piel.

h) Fluído desconocido.

i) Piel de naranja.

j) Endurecimiento de las mamas.

k) Enrojecimiento o ardor.

l) Bulto interno.

Si encuentras una o más de estas señales, debes acudir a tu médico de confianza, quien te orientará sobre los examenes necesarios para determinar la presencia o no de un cáncer de mama.

 

 

¡La prevención está en tus manos!

 

Fuente:

MedlinePlus

Youtube

 


Advertencias o recomendaciones

¿Te ha sido de utilidad este artículo? ¡Cuéntanos tu experiencia!






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda