Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¡Descubre la técnica del Bolígrafo que registra tus emociones y te ayuda a sanar!


Me encontraba en un seminario cuando el instructor comenzó a distribuir bolígrafos y papel para todos los participantes, al tiempo que decía que estaríamos recibiendo un bolígrafo que no escribía. Claro que todos quedamos intrigados y por supuesto, esperando nuevas instrucciones. Y fue cuando, finalmente dijo, que aquel bolígrafo registraba emociones. (Calma) Sé que parece una frase sin sentido, pero créeme que lo tiene. ¡Y de qué manera!


¡Descubre la técnica del Bolígrafo que registra tus emociones y te ayuda a sanar!


Descripción extendida

La mayor parte del tiempo, usamos bolígrafos para escribir y escribir, pero ¿registrar las emociones?, fue una frase que me hizo suspirar y colocó inmediatamente una sonrisa en mi rostro. Después de aquel día, repetí aquel ejercicio muchas veces en mis formaciones y también con algunos pacientes en el consultorio y hoy, he decidido compartirlo contigo.

 

PERO (a veces existe un pero... jejeje). Necesito que te comprometas a hacerlo, de lo contrario este tip, perderá su utilidad. Éste es un tip muy práctico, así que si estás preparado... ¡Pongámonos manos a la obra!

 

Escoge un lugar tranquilo, toma algunas hojas de papel y bolígrafos: negro, azul, y rojo. También, si lo deseas, podrás usar marcadores. Te recomiendo que apagues el celular o cualquier dispositivo que te pueda distraer, mientras estés haciendo este ejercicio.

 

¡Escríbele una carta a tu “Mente Sabia”! Puedes incluso, comenzar tu carta con fecha, nombre, ciudad y dirigirla a: “Mi Mente Sabia”. Escribe con intimidad, sin filtros, sin mentiras, sin cuidados, a la final, le estás escribiendo a tu “Mente Sabia”, por lo tanto, dirígete a lo más profundo...

 

Escríbele y cuéntale cosas que tienes guardadas, desde hace tiempo, en tu corazón.

 

Cuéntale que estás arrepentido, háblale de las culpas que cargas en tus hombros y que ya no deseas llevarlas más contigo. Háblale sobre perdones y si tienes que perdonar (declara) a tu “Mente Sabia” a quién y por qué quieres perdonar, y... simplemente perdona. Sin momentos complejos o textos complicados, apenas perdona y si tienes ganas de ofrecer detalles, también puedes hacerlo. Hazlo como te haga sentir más cómodo.

 

Cuando hice este ejercicio en (Noviembre del 2017), escribí el nombre de las personas a quien quería pedir perdón y dibujé un corazón con el bolígrafo rojo en cada uno de ellos y me sentí muy bien al hacerlo. Confieso que mi ejercicio comenzó alrededor de las 14 horas (Luego del almuerzo) y lo terminé casi a las 21 horas. Pero ya vi personas que lo completaron en 45 minutos y aún así, está todo bien. Quise compartirte mi experiencia para que entiendas que puedes hacerlo en tu tiempo.

 

Registra tus emociones, comparte con tu mente inconsciente, con tu “Mente Sabia” todo lo que existe dentro de ti y claro, que allá en el fondo, ella conoce cada detalle, pero ella no sabe lo que quieres hacer con lo que tienes allí guardado, entonces el objetivo es ayudarla, mostrarle el camino, guiarla, orientarla, para que pueda actuar con precisión.

 

Yo enfrento este ejercicio como un momento de orientación y al mismo tiempo liberador. ¡Super liberador! Desde muy temprano en mi vida así lo había concebido, que el acto de escribir es de por sí liberador, tanto así que, en el transcurso de mi vida escribí muchos diarios y hoy en día, escribo todos los días mis contribuciones en las Redes Sociales, artículos en blogs diferentes y debo decir que me encanta hacerlo. Acabo de lanzar un libro y me encuentro sumergido en el segundo. Es por eso, que debes creer en mi cuando te afirmo que éste es un ejercicio liberador. Y esto no es todo... ¡Hay mucho más!

 

Después de escribir todo, y sí, dije (TODO), busca un hermoso sobre, escribe los datos del remitente y del destinatario, ya sabes, no? “Mi Mente Sabia” y la dirección que te coloco abajo:

 

Mi “Mente Sabia”.

 

Calle: Dentro de mi, en mi mejor versión, n° 01

 

Escoge un lugar bonito, coloca frente a ti un recipiente de vidrio o metal, lleva fósforos. Sostén la carta por algunos instantes en tus manos y (antes) de quemarla, haz una meditación o una oración.

 

Yo, coloqué un hermoso mantra, cerré los ojos y agradecí todo aquello que escribí, le agradecí a mi “Mente Sabia” por su ayuda, agradecí a las personas cuyos nombres escribí, agradecí principalmente los momentos que viví (los buenos y los no tan buenos), pues fue justamente la sumatoria de todos ellos, los que me hacen ser quien soy hoy en día.

 

Después de tu (Ritual), prende el fósforo, quema la carta. Quémala con felicidad y gratitud.

Observa cómo se consume reduciéndose rápidamente a cenizas... Fim! Las emociones fueron registradas, la “Mente Sabia” guiada y ahora sólo resta colocar una sonrisa en tu rostro y esperar que venga un día más.

 

Recuerda que es un ritual, una experiencia, un mensaje dirigido a tu “Mente Sabia”.

Si te decides a hacerlo, escríbeme en tus comentarios 10.

 

Hasta mañana.

 

 

Página Oficial: https://www.facebook.com/ericpereira.eu
 

Site: www.ericpereira.eu
 

Email: eric@estartegiasparaserfeliz.com

 


Advertencias o recomendaciones

 

 

Tienes que leer también: ¡Yo... Vivo en el Pasado! ¿Cómo escapar de él?

 

 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda