Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

Própolis... ¡8 propiedades que debes conocer!


Tal vez conozcas el Própolis por su uso eficiente contra algunas infecciones, especialmente las de la garganta, pero en algún momento te has preguntado ¿Qué es, cuál es su origen y qué otras aplicaciones puede tener?


Própolis... ¡8 propiedades que debes conocer!


Descripción extendida

El uso del própolis o propóleo es súper antiguo. Ha sido utilizado por la mayoría de las civilizaciones,y en todas las épocas. Los Egipcios, Persas, los Incas, los Griegos, los Romanos, ya lo utilizaban para gozar de sus increíbles beneficios.

 

El própolis era usado por estas civilizaciones y a través de los tiempos, para embalsamar a los muertos, para combatir las enfermedades o infecciones de la piel. También fue usado para curar las heridas causadas por flechas, para impedir gangrenas, pues era considerado como el mejor cicatrizante y un producto excelente para combatir bacterias, virus y hongos.

 

A partir del siglo XVII, el própolis pasó a formar parte de los libros de medicamentos oficiales y en el siglo XX, se popularizó en Europa debido a sus propiedades antisépticas, por lo que era usado para el tratamiento de las infecciones de la boca y garganta. Incluso, actualmente, se han realizado estudios que comprueban su eficacia contra virus, bacterias y hongos. Además, tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anestésicas.

 

 

Pero...¿Qué es el Própólis o Propóleo?

 

El Própolis es una sustancia resinosa natural, producida por las abejas. Obtenida a partir de la mezcla de: corteza y yemas de ciertos árboles como: el castaño, abeto, pino, sauce, etc; así como de la saliva de las abejas, polen y cera.

 

Con esta resina, las abejas rellenan grietas en su panal y endurecen las celdillas que lo conforman. Con ella también, embalsaman cuerpos de animales que no pueden retirar del panal por su tamaño. Mantienen el panal libre de infecciones producidas por hongos o bacterias y la usan con efecto aislante para protegerse del frío o el mal tiempo.

 

Producir esta sustancia no es nada fácil para las abejas y tampoco es una actividad rápida. Una colonia de abejas, sólo tendrá la capacidad de producir 150 a 200 gramos de própolis por año.

 

De acuerdo a un análisis químico, se muestra que el própolis está compuesto por: al menos 19 sustancias simples, microelementos especialmente en forma de radicales libres o asociados a formas proteicas (cobre, zinc, manganeso, magnesio, calcio, etc), que por sus proporciones mínimas, no representan ningún beneficio terapéutico.

 

Pero también se han aislado 33 elementos compuestos, conformados en su mayor parte por: flavonoides (flavonoles y flavononas), vitaminas (B1, B2, B3, C y PP, entre otras), ácidos grasos no saturados, sustancias de naturaleza proteica y ésteres de ácidos aromáticos. Siendo los flavonoides los que en su mayor parte justifican las acciones terapéuticas, del própolis.

 

Propiedades del Própolis

 

El própolis no sólo se ha revelado útil para las abejas, sino también para mantener la salud del ser humano. En la actualidad, las nuevas tecnologías han permitido conocer mejor su composición y descubrir nuevas utilidades en diferentes campos de aplicación, como la cosmetología o gastronomía.

 

Es importante resaltar que las propiedades que te mencionamos a continuación, han sido comprobadas por los distintos estudios científicos que se han venido realizando al própolis a través de los años:

 

1.- Puede ser usado contra microorganismos patógenos como: (Streptococcus-hemolítico, Salmonella, Shigella, Staphylococcus aureus, Bacillus subtilis, Escherichia coli Pseudomonas aeruginosa, Proteus vulgaris, etc.), gracias a sus propiedades antibacterianas.

 

2.- Ha demostrado una fuerte actividad antiviral, por lo que puede usarse para inhibir la gripe y el Herpes Zoster.

 

3.- Es capaz de inhibir el crecimiento de hongos y algunos protozoos, gracias a sus propiedades antifúngicas.

 

4.- Puede reducir y mejorar procesos inflamatorios. Revelándose como un gran antiinflamatorio natural.

 

5.- Tiene un potente efecto analgésico local, superior al de la cocaína y novocaína.

 

6.- Presenta excelentes cualidades como antiséptico, astringente y regenerador de la piel.

 

7.- Tiene un potente efecto antioxidante, por lo que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, retarda el envejecimiento celular y puede ayudar en el proceso de regeneración de los tejidos y células.

 

8.- Aumenta la resistencia global del sistema inmunológico, contra las infecciones en general.

 

 

 

¿En qué situaciones puedes usar Própolis?

 

1.- Es un remedio eficaz para el tratamiento de procesos inflamatorios agudos y crónicos de las vías respiratorias, tales como: gripe, laringitis, faringitis, otitis, neumonías, asma bronquial, rinitis alérgica, entre otros.

 

2.- Puede ser muy útil en el tratamiento de casos relacionados con la piel, como lo son: de quemaduras y acné, eczemas crónicos, furúnculos, etc.

 

3.- Disminuye la fragilidad capilar, favorece la circulación. Su consumo frecuente, puede ayudar a controlar la tensión arterial.

 

4.- Se muestra efectivo en el tratamiento de infecciones urinarias y de vejiga, candidiasis, vaginitis y prostatitis.

 

5.- Estimula la regeneración de la dentina y ejerce un efecto protector contra la caries y otras infecciones a nivel bucal. Está indicado para mejorar la gingivitis, las aftas, inflamación de la lengua, etc.

 

6.- Regula el apetito y se muestra eficaz en el tratamiento de la gastritis y úlceras gastroduodenales, diarreas, etc.

 

 

 

Presentaciones del Própolis, conservación y dosis recomendada:

 

Podrás encontrarlo para tu consumo: en cápsulas, comprimidos, jarabes, tinturas, mezclado con miel, puro para masticar, etc.

 

Para preservar sus propiedades deberás conservarlo en un ambiente libre de humedad, de calor y luz. Se debe optar por mantenerlo en envases herméticamente cerrados.

 

La dosis recomendada para su consumo y de esta forma, poder obtener su máximo beneficio será de 5 mg por kilogramo de peso al día. Es decir que si una persona pesa 50 kilos, la dosis diaria será de 250 mg.

 

Recuerda que antes de iniciar su consumo, a pesar de que el própolis, prácticamente no tiene efectos secundarios, no está de más asesorarte con tu médico de cabecera.

 

 

 

Fuente:

 

Saúde

Wikipedia

Imagen por: StoryBlocks

 


Advertencias o recomendaciones

¿Listo para reforzar tu sistema inmunológico y gozar de todos los increíbles beneficios del Própolis? ¡Si te ha gustado este artículo y te ha parecido de utilidad, compártelo con tus amigos y dale “Me Gusta”.

 

Quizás te pueda interesar: ¡12 Extraordinarios beneficios de la Pasiflora!

 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda