Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¡Logra el bronceado perfecto sin sol!


¿A quién no le gustaría comenzar el verano con la piel con un hermoso tono dorado? O mantener un color de piel bonito durante todo el año en los lugares en donde el sol no aparece mucho.


¡Logra el bronceado perfecto sin sol!


Descripción extendida

Hoy en día lo puedes lograr de una forma muy fácil y sin estar expuestos constantemente al sol. Entérate de cómo aquí...

 

Existen personas a las que no les gusta tomar sol para poder lucir una piel bronceada o simplemente no tienen la paciencia de estar expuestas al sol durante horas. También están aquellas personas que viven en países en los que el sol poco aparece, pero les gusta lucir un lindo tono dorado de piel y finalmente, aquellos que quieren tener una piel ya bronceada antes de la llegada del verano. Para todas ellas, existe una solución y no necesariamente deben recurrir a exposiciones prolongadas al sol para poder lograr broncear su piel.

 

Si quieres lucir un bronceado perfecto, toma nota de estos sencillos consejos y sorpréndete con los resultados:

 

1.- Consume alimentos que sean ricos en betacarotenos.

 

Existen alimentos que contribuyen a mejorar la calidad del bronceado porque poseen entre sus componentes, betacaroteno, que consiste en un pigmento carotenoide antioxidante, que estimula la producción de melanina (sustancia que le da color a la piel). Entre los alimentos que puedes consumir con este componente están: la zanahoria, la batata dulce, la auyama o calabaza, la manga la remolacha y las espinacas.

Si quieres sentir el efecto del betacaroteno en tu bronceado, deberás consumir estos alimentos, por lo menos, dos o tres veces al día, por lo menos siete días antes de la primera exposición solar, la cual no tendrá que ser de horas, sino por breves períodos de tiempo.

 

Una forma de consumir estos alimentos es a través de la preparación de jugos. Te dejamos esta receta para que puedas disfrutar de todos sus beneficios, entre ellos el gran aporte de vitaminas y minerales a tu organismo.

 

Jugo Bronceador

 

1 vaso pequeño de jugo de naranja natural

1/2 remolacha cruda

1 zanahoria mediana

 

Pela todos los ingredientes. Toma la zanahoria y la remolacha y pásalas por una exprimidor de jugos, para luego mezclarlas con el jugo de naranja. Bebe el jugo de inmediato.

 

2.- Suplementos alimenticios.

 

Otra forma de obtener un buen bronceado antes de iniciar la época del verano o en cualquier época del año, son los suplementos alimenticios específicos para este efecto, que se pueden adquirir en cápsulas, comprimidos, o soluciones bebibles.

 

Estos suplementos contienen una serie de vitaminas y minerales que estimulan el bronceado a través de la producción de melanina y también actúan como antioxidantes que anulan a las moléculas peligrosas resultantes de la exposición solar.

 

Deberás tener especial cuidado con las llamadas píldoras de bronceado, ya que su consumo excesivo, podría provocar urticaria, dolor en el hígado, problemas de vista o que tu piel tome un color anaranjado o marrón muy oscuro.

 

Antes de consumir este tipo de productos, lo más recomendable será consultarlo con tu médico de confianza.

 

3.- Autobronceadores y sprays

 

En el mercado encontrarás numerosos autobronceadores, que te ayudarán a obtener un bronceado instantáneo, sin tener que pasarte horas bajo la exposición de los rayos solares o en las camas solares.

 

La ventaja de estos productos es que, al no necesitar estar largas horas bajo la exposición del sol, cuyos rayos pueden resultar muy dañinos para tu piel, disminuirás notablemente el riesgo de llegar a sufrir de cáncer de piel o de otro tipo de enfermedades o hasta de quemaduras debidas a una exposición al sol excesiva.

 

Podrás aplicarte estos productos en la comodidad de tu hogar o en los salones de belleza especializados para tal fin.

 

El aditivo encargado de darle color a la piel presente en los autobronceadores, es la dihidroxiacetona (DHA), un derivado incoloro de la caña de azúcar 100 % natural, que al entrar en contacto con los áminos libres de las proteínas cutáneas produce una reacción que oscurece la superficie de la piel sin necesidad de que se active el mecanismo de bronceado normal.

 

El bronceado artificial obtenido es el resultado de la reacción del azúcar con la queratina de la piel. La DHA no es un tinte o un pigmento, por lo que el bronceado final no deja una tonalidad amarillenta o anaranjada.

 

El único inconveniente que presentan este tipo de productos es que la coloración desaparece luego de un tiempo (normalmente una semana), por lo que se hacen necesarias nuevas aplicaciones si se desea mantener la piel bronceada por más tiempo.

 

Es importante destacar que, los productos que contienen la DHA, no suelen provocar reacciones alérgicas o de otro tipo, ya que no llega a actuar sobre la melanina (el único protector natural del que dispone la piel humana para protegerse de la radiación ultravioleta). Actúa pues únicamente en la superficie, coloreando los aminoácidos de las capas más superficiales de la piel.

 

¿Cómo usarlos?


 

1.- Antes de aplicar el autobronceador, deberás exfoliar toda la piel de tu cuerpo, unos días antes, lo que permitirá lograr un bronceado de mejor calidad y mayor duración.


 

2.- Con la piel bien limpia y seca (sin residuos de cremas, aceites, maquillaje, etc). Comienza por aplicar el producto en las piernas, usando poca cantidad en cada aplicación y con movimientos circulares, para evitar manchas en la piel. Debes tener especial cuidado con las zonas de las rodillas y los tobillos, de modo a que no queden muy oscuros y evita la planta y parte lateral de los pies.


 

3.- Ahora trabaja en la parte superior del cuerpo, incluyendo el pecho y el cuello. Presta atención a los codos, de forma a evitar que queden demasiado oscuros.


 

4.- Para aplicar el autobronceador en el rostro, recoge tu cabello y protege las cejas y la línea del cabello con vaselina. La aplicación deberá comenzar por la nariz y pómulos de la cara, continuando hacia la raíz del cabello. No se te pueden olvidar la nuca y la parte de atrás de las orejas.


 

5.- Al finalizar la aplicación del autobronceador, lava bien tus manos y pasa un cepillito por tus uñas para retirar los residuos del producto.


 

Antes de vestirte, debes dejar que el producto seque por completo y deberás evitar practicar ejercicio físico las horas posteriores a su aplicación, para que la transpiración no comprometa el resultado.


 

Algunos datos que debes tener en consideración al aplicar los autobronceadores:


 

  • El tiempo de aplicación del producto es relativamente corto.

  • El color natural empezará a aparecer tras la aplicación e irá aumentando durante 24 horas, por lo que deberás prestar atención a la cantidad de producto que aplicarás a tu cuerpo.

  • Tras aplicarte el producto, no podrás ducharte ni hacer ejercicios durante las 8 horas siguientes.

  • Para que el autobronceador funcione de manera adecuada y obtengas óptimos resultados, el mismo deberá estar adaptado para diferentes tipos de piel (claras, medias, morenas) y contener entre un 5 a un 9% de DHA en su composición. Mientras mayor sea la concentración de DHA, más intenso será el bronceado. Una concentración mayor al 9% no es recomendable, debido a que podría producir manchas en la piel al ir desapareciendo y resecarla en exceso.

  • Usa productos de calidad y no olvides aplicar siempre el protector solar.


 

Fuente:

 

Coisas de Diva

WikiHow


 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda