Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¿Sabes aquella indirecta en Facebook?¿Cómo combatirlas?... “Momento Terapéutico”


Hoy quiero hablar sobre una persona de la cual prefiero no decir el nombre, pero que aquí TODOS saben muy bien a quien me refiero, verdad? Pues ella siempre está en los “Lives” y sus comentarios son siempre desagradables...


¿Sabes aquella indirecta en Facebook?¿Cómo combatirlas?... “Momento Terapéutico”


Descripción extendida

Además de que cada vez que hablo, esta persona me interrumpe y termino por perderle el hilo al asunto. Pero no hay problema, pues existen personas que son simplemente así?

 

Es este tipo de indirectas a la que me estoy refiriendo. Aquella que a veces viene con un tono agresivo, a veces sutil, pero no deja de contener un poco de veneno que se desliza sutilmente por algunas de las palabras que componen la frase lanzada...

 

Muchas y muchas personas se sienten muy mal con frases que son indirectas escritas por personas cobardes que no se atreven a hablar directamente con la persona en causa, o con aquellas indirectas que son escritas de manera generalizada y que le puede calzar a cualquiera, como la de “Detesto las personas que se meten en mi vida”.

 

Sea una o la otra, las indirectas poseen un increíble PODER sobre las personas... Pero apenas para aquellas que le dan SIGNIFICADO a la frase! Yo por ejemplo, jamás le doy importancia a frases que NO tienen mi nombre escrito! Nunca pienso que están refiriéndose a mi persona, hasta porque en el pasado ya hubo muchas personas hablando en las redes sociales refiriéndose directamente a mi y dejando indirectas “que yo creía” que eran para a mi y no sé si sufrí más cuando leía mi nombre o cuando “pensaba” que aquella indirecta estaba dirigida a mi. Por lo que comencé a identificar estas sensaciones y empecé a liberarme de este peso que nunca fue mío, pero sí, exclusivamente de las personas que en algún momento decidieron pensar que yo lo era...

 

Entendí claramente, que estas personas tenían el derecho de pensar como quisieran y de satisfacer sus necesidades expresándose de la mejor forma o no, y yo no tenía por qué “comprar” sus verdades (Riéndome muy alto en este punto) y dejé de hacerlo, dejó de importarme el leer este tipo de cosas y como por arte de magia, mi atención cambió y empecé a no permitir que esta atención, mi energía, se desviara hacia estas personas, por lo que con el tiempo, ellas terminaron por desaparecer de mi vida.

 

O pueden estar por allí hablándoles al viento, pero mi decisión fue tan real, tan fuerte, tan consciente, que si todavía hablan, yo no logro escucharlas, mucho menos leerlas, hasta porque quien me conoce sabe que procuro aprovechar cada segundo de mi tiempo y prestarle atención a indirectas, directas, comentarios idiotas, opiniones vacías, es sencillamente perder el tiempo y esto es algo que no deseo en mi vida en este momento y espero que en ningún otro. Si en algún momento pensaste: Eric, “eso es sumamente difícil”, “sufro tanto con estas actitudes”... Comienza a pensar en las maneras que puedes dejar de sufrir. En las estrategias que puedes utilizar e intenta ver todo desde una perspectiva diferente. Para mi, lo mejor fue “no comprar” la idea que estaban vendiendo y una vez que “no compré” la idea que me querían vender, no pude de ninguna forma, disfrutar de los “beneficios” que aquella compra generaría. En mi caso y en la mayoría de los casos, esto no trae ningún beneficio asociado, a no ser sufrimiento y tristeza.

 

Entonces si “no compro”, no recibo nada y si no recibo nada, no lo utilizo y si no lo utilizo, pues no me afecta ni beneficia.

 

Ser FELIZ en mi opinión es un estado emocional compuesto por otros tantos estados que permiten un resultado MAYOR y cuando conscientemente comprendemos estos estados menores, luego vamos retirando de nuestra vida lo que no nos hace bien y en aquel espacio que acabamos de abrir, podemos colocar otra situación y siempre intentamos crear sustituciones buenas, claro está! Y si más adelante descubrimos que la sustitución que hemos hecho no fue la más adecuada, o la mejor, entonces la echamos fuera de nuevo y la sustituímos cuantas veces sean necesarias.

 

Espero haber hecho una buena contribución y no de forma indirecta, sino totalmente directa!

 

Te deseo un día lindo y de alguna forma mágico!


 

Autor:

 

Eric Pereira


 


Advertencias o recomendaciones

¿Te ha pasado?¿Cómo has actuado para que las indirectas no te afecten?¡Si te ha gustado este artículo, déjame tus comentarios y compártelo con tu grupo de amigos! Hagamos a otras personas felices...


 

Tal vez te guste leer sobre: Otro “Momento Terapéutico”... ¡Perfectamente Imperfecto!

 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda