Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¡Innovación! ¿Cómo transformar la Creatividad en soluciones?


¿Eres de los que piensa que Creatividad e Innovación significan lo mismo?¡Conoces la diferencia entre ellas y su importancia en nuestro día a día y en la supervivencia de las empresas!


¡Innovación! ¿Cómo transformar la Creatividad en soluciones?


Descripción extendida

El ser humano piensa en imágenes, y por eso sabe imaginar antes que hablar. El lenguaje es un código aprendido después, y limitado en cada uno. Aproximadamente dominamos un 10% del total del lenguaje castellano.

 

Sin embargo, la imaginación es la gasolina del acto creativo y es ilimitada. Podemos imaginar lo existente y lo inexistente. Lo real y lo ilusorio. Pero toda creación humana ha sido antes imaginada por alguien, necesariamente.

 

Las posibilidades de optimizar el hecho creativo en la persona dependen de la riqueza del enfoque:

 

Creatividad en el Pensar, Creatividad en el Ser y la Creatividad en el Hacer. A ésta última haremos referencia en este artículo.

 

Para ello es necesario diferenciar dos conceptos muy confundidos generalmente:

 

  • Creatividad: Es simplemente la idea y el proceso que nos lleva a ella.

     

  • Innovación: es convertir esa idea en una aportación concreta que modifique nuestro entorno material o cultural.

     

Para desarrollar la Creatividad hay que hacer dos cosas:

 

  • Estimular la imaginación.

     

  • Reducir las Inhibiciones.

     

     

¿Cómo desarrollar la Creatividad?

 

 

La Imaginación se estimula llenando nuestra cabeza de imágenes y dejando que se mezclen indiscriminadamente. Esto lo logramos:

 

  • Cultivando los sentidos, especialmente la vista, pero también los demás y siendo observadores.

     

  • Leyendo: la lectura es un gran productor de imágenes. Tenemos que estudiar un libro de física, pero no estudiamos una novela; la estamos visualizando y la imagen queda. Por eso no nos gusta una película después de haber leído el libro: las imágenes no coinciden.

     

Tenemos Creatividad cuando tenemos problemas por resolver. Y cuando alguien es especialmente creativo es así porque se “crea” el problema con alguna pregunta, con algún reto. Por eso la fórmula de la Creatividad es sencilla:

 

A + B = C

 

PROBLEMA + IMAGEN = IDEA

 

Ejemplos:

 

Gutemberg; Imprenta

 

Extender la biblia + Anillo sellador y prensa de vino

 

Arquímedes: Principio de Arquímedes

 

Calcular el volumen de la corona de su rey + Personas entrando en la piscina, agua desbordando…

 

Newton y la manzana cayendo del árbol…

 

Muchas veces se nos produce ese proceso de forma natural: tenemos un problema, de repente vemos algo que se junta con el problema y nos aparece una idea como por arte de magia. La técnica facilita el proceso. Funciona con el Hemisferio derecho.

 

Sin embargo, para ser innovadores, tenemos que evaluar todas las ideas, decidir la más idónea y hacer las inversiones y trabajos necesarios para convertir esa idea en una realidad. Necesitamos ambos Hemisferios.

 

La Creatividad se rige por el paradigma de la Cantidad: a más ideas, más probabilidad de encontrar una genial.

 

La Innovación se rige por el paradigma de la Calidad: necesitamos implementar la mejor idea y que sea realizable.

 

Los dos parámetros asociados al éxito de la Innovación son:

 

  • Impacto Social: Ideas poco originales pero de gran impacto social: Anuncios de detergentes, la canción del verano, etc…

     

  • Originalidad: Ideas muy originales de poco impacto social: Descubrimientos científicos adelantados a su tiempo: Los agujeros negros de Hawking, las teorías de Einstein en su momento, etc..

     

  • Hay Innovaciones que satisfacen ambos requisitos: La Penicilina, el control a distancia, los teléfonos celulares, el airbag, y miles y miles de adelantos que en seguida se nos hacen imprescindibles y cotidianos, al punto casi de no comprender cómo pudimos vivir sin ellos antes.

     

Hoy en día, para la supervivencia de las empresas, necesitamos idealmente innovaciones que satisfagan los dos parámetros.

 

Siempre ha habido y habrá 3 actitudes en las personas y en las empresas de cara a la innovación:

 

- Las Retrógradas o Inmovilistas: las que directamente no se suben al tren de la evolución.

 

- Las Oportunistas: que viajan cómodamente en el furgón de cola, copiando lo que antes han hecho otros.

 

- Las Innovadoras: son la locomotora del cambio. Aceptan el riesgo de fracasar, pero disfrutan del éxito cuando lo logran, antes que nadie.

 

¿A qué grupo perteneces tú?

 

 

Preguntas:

 

  • ¿Prefieres aventura o seguridad?

     

  • ¿Te conformas fácilmente con tus primeras ideas, o vas más allá y buscas otras nuevas?

     

  • ¿Frente a un problema, aplicas siempre la misma respuesta, o buscas nuevas soluciones más eficaces?

     

  • ¿Te gusta hacerte preguntas, o quieres tener en seguida respuestas?

     

  • ¿Estimulas tus sentidos: lees, observas, escuchas, hueles… o solo miras la TV, miras sin ver, comes sin degustar, etc…?

     

  • ¿Qué vas a hacer para estimular tu imaginación y tus ideas?

     

  • ¿Tiendes a ser conformista en la vida, o buscas caminos nuevos?

 

“La idea más creativa del mundo caerá en saco roto si el emprendedor carece de las herramientas para evaluar su viabilidad y avanzar hacia su ejecución”. Matías Mackinlay Zapiola

 

 

Autor:

Rafael Calbet


Advertencias o recomendaciones

¡Cuéntanos qué te ha parecido este artículo!¡Si te ha gustado, déjanos tu comentarios o compartelo con tus amigos y dale “Me Gusta”.

 

Tal vez te pueda interesar: ¡La Potencia del Propósito!

 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda