Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

5 Claves para ser un Emprendedor Joven


¿Eres un joven creativo y con ganas de aprender y trabajar? ¿Quieres emprender tu propio negocio? ¿No sabes qué necesitas para empezar? ¡En este artículo te compartimos varios de los aspectos más importantes que necesitas saber!


5 Claves para ser un Emprendedor Joven


Descripción extendida

Hoy en día, muchos jóvenes están viendo los emprendimientos como una posibilidad de trabajo cómoda, que les permita vivir de lo que aman, comenzar un proyecto que les apasione y ser sus propios jefes...

Pero no todos somos capaces de sostener este tipo de empresas y es por eso que a continuación, te planteamos algunos aspectos que tienes que tener en cuenta si quieres comenzar un emprendimiento siendo un joven:

 

-Conócete a ti primero

Con la juventud también viene una inquietud y un dinamismo que pueden ser aspectos a tu favor al momento de emprender, pero ¡cuidado! Si quieres tomar las riendas de tu futuro laboral y ser tu propio jefe creando una empresa desde cero, tienes que reconocer si tienes realmente la capacidad para enfrentarte a todo lo que esto implica.

Así que el primero de los consejos que te queremos brindar es que antes de tomar cualquier decisión e invertir en un negocio propio, te des el tiempo de conocerte y considerar cuáles son tus capacidades, tus conocimientos, tus habilidades, tus debilidades y los objetivos que quieres lograr.

Quizás luego de esto te des cuenta de que no es el mejor momento para incursionar en el mundo de los negocios, ya sea por ti o por las circunstancias en las que te desarrollas; ¡o quizás reafirmes que estás listo y preparado para este reto!

 

-Busca tu propia motivación

Siendo joven, hay muchos sueños y proyectos que queremos realizar, pero si queremos hacer de ellos un negocio, hay que enfocar esa motivación en un solo tema y ver cómo podemos darle la vuelta a eso que nos apasiona y conectarlo con algo que el público necesite para así crear un producto rentable.

Por lo que hay que dedicar un tiempo considerable en investigar qué nos gusta y cómo podemos convertir esa pasión en un emprendimiento, ya que, si decidimos partir de algo que no nos interesa, lo más probable es que no tengas la motivación suficiente para sostener tu proyecto mientras crece, se desarrolla y pasa por los altos y bajos de cualquier negocio en crecimiento.

SI quieres saber cómo convertir tu pasión en un negocio, ¡haz clic aquí!

 

-Consigue a un mentor que te guíe

No sólo para los negocios, sino en la vida en general hay que rodearse de personas que tengan más experiencia que nosotros y nos puedan guiar en nuestros diferentes procesos. Y es por esto en el caso de los emprendimientos, te recomendamos que pidas opiniones a profesionales cercanos a ti.

No hay que tener miedo o vergüenza de pedir opiniones a los demás, las personas más exitosas son aquellas que tienen la capacidad de escuchar al otro y absorber como una esponja todos los aspectos positivos. Confía y apóyate en las aquellos que saben más y aprende de lo que ellos han vivido.

Mira a tu alrededor, ¡lo más probable es que hay muchas personas que admiran porque han logrado alcanzar sus metas! Tómalos de inspiración y proponte llegar a ser igual de exitoso.

 

-Aprende a relacionarte

Lo que hoy en día laman “networking” no es más que el arte de socializar y crear lazos con personas que pueden ser potenciales clientes, inversionistas o colaboradores en nuestro emprendimiento.

En la sociedad que vivimos hoy en día, hay que dejar la mentalidad de esperar a que las cosas lleguen por sí solas y entender que hay que moverse para conseguirlas. Las oportunidades se dan en el momento y con las personas indicadas, pero si nos quedamos sentados pretendiendo de que éstas llegarán a nosotros, lo más probable es que las perdamos.

De esta manera, te alentamos a que salgas de tu zona de confort y vayas cultivando la capacidad de relacionarte con las personas que te rodean. Confía en ti mismo y acércate a las personas que crees que pueden ayudarte a seguir creciendo con tu emprendimiento.

Que no te de miedo, ¡eres capaz de lograr todo lo que te propongas!

 

-Sigue con tu formación

Hoy en día, es muy factible que los jóvenes tengan un emprendimiento mientras continúan con el estudio de sus carreras universitarias; y esto se debe a lo flexible que puede resultar el manejo de este modelo de negocios.

Eso sí, te recomendamos que culmines con tus estudios antes de dedicarte de lleno tu Start-up; ya que a pesar de que puede resultar emocionante empezar a consolidar una empresa sin haberte graduado, es mejor que finalices ese proceso mientras sigues creando tu emprendimiento y si luego de graduarte, quieres dedicarte tiempo completo a tu empresa, ¡adelante!

A su vez, los emprendimientos son oportunidades increíbles para continuar formándonos. Si no los tienes, lo más probable es que comiences a adquirir conocimientos de marketing o administración al mismo tiempo en que se va desarrollando tu empresa, puesto que mientras se vayan presentando las necesidades, te tocará informarte sobre áreas que quizás nunca pensaste que aprenderías.

Así que, no veas tu emprendimiento sólo como una posibilidad de crecimiento laboral, porque es también una vía para trabajar en lo que más te gusta y seguir aprendiendo cosas muy interesantes. Porque en una sociedad en la que vivimos, tenemos que estar actualizándonos constantemente en diferentes temas. ¡El conocimiento es poder!


Advertencias o recomendaciones

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo y dale "Me gusta"!

 

Páginas consultadas:

http://noticias.universia.cl/

https://www.entrepreneur.com/






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda