Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¡La importancia de la cualidad de la Presencia en el Líder Transformador!


El arte del coaching se compone de habilidades hard y habilidades más soft. Son esenciales para un buen coach, pero muchas de ellas son también importantes para cualquier emprendedor o cualquier persona que pretende ser un líder transformador.


¡La importancia de la cualidad de la Presencia en el Líder Transformador!


Descripción extendida

Una de las cualidades más importantes de un Líder Transformador es precisamente la Presencia, porque está indisolublemente unida a la Credibilidad, la Conectividad y la Influencia.

 

 

La Presencia es una de las cualidades sutiles más difíciles de aprender en la teoría, pero más importantes a desarrollar en la práctica.

 

Es una energía que se emana con el hecho de estar, pero de estar de cierta manera. Una energía impregnada de corporalidad, lenguaje (a veces silencioso) y emotividad.

 

Una Presencia fuerte trasmite de forma inmediata una corriente de Confianza, Honestidad, Credibilidad y Accesibilidad entre las personas, percibida incluso antes de que el lenguaje surja, y se consolida después en el proceso de conversación.

 

Para ello, es esencial que el Eje Pensamiento-Emoción-Acción esté bien alineado, para que la expresión corporal, la mirada, la entonación, etc..., sean coherentes con el mensaje y creen de forma inmediata una conexión y un clima de confianza y credibilidad completa alrededor de la persona.

 

Cuando dicho Eje está alineado, el poder de la sola Presencia es tan fuerte que con frecuencia marca la emocionalidad del equipo, sin necesidad de palabras. El cuerpo y el gesto, trasmiten de forma clara e inequívoca la actitud del líder en todo momento de forma bien diferenciada. Cuando un equipo está débil, inseguro o crispado, necesita una fuerte Presencia de su líder que trasmita Serenidad, Firmeza, Tranquilidad, Seguridad, devolviendo al equipo la emocionalidad que le proporciona Eficiencia.

 

Esto es importante siempre, pero es vital en los momentos de crisis, que es donde la figura del Líder adquiere mayor relevancia. El Líder con Presencia gestiona la realidad del momento desde la Confianza, sin dejarse llevar ni por un temor paralizante, ni por una violencia frustrada, que son conductas que interpretan la realidad desde la agresión o desde la amenaza.

 

Nuestro cuerpo es una poderosa fuente de comunicación, y no sabe mentir. De hecho, incluso para un ego absoluto en materia de comunicación no verbal, es frecuentemente obvio la sensación de falsedad cuando alguien quiere “fabricar sus gestos”, falseando su estado interior. Podemos distinguir una sonrisa social, de una sonrisa desde el corazón, y ambas son diferentes de una sonrisa falsa o artificial.

 

 

La habilidad de la Presencia es una condición difícil de desarrollar, pero, una vez que se consigue, es imposible de evitar. Se convierte en un rasgo de identidad, que define y caracteriza a esa persona en toda circunstancia.

 

Hay personas que emanan Presencia desde el primer instante, sin aparentar esfuerzo alguno, y otras a las que les resulta muy difícil trasmitir esas sensaciones. Algunos lo llaman Carisma, pero no es una cualidad innata, sino que se construye a través de la ya comentada alineación del Eje Mente- Emoción- Acción.

 

El gran maestro Nelson Mandela sería un ejemplo paradigmático de esta cualidad. Contaba Morgan Freemann cuando le visitó a raíz del estreno de la película INVICTUS, que cuando Madiba le saludó apretando su brazo sintió una corriente de energía, de bondad, de vida, como si un rayo le atravesara todo su cuerpo.

 

La Presencia es la cualidad que permite a un coach escuchar y penetrar en la Sombra, los territorios más ocultos, rechazados e ignorados del coachee respecto de sí mismo. Nos permite estar ahí, para el otro, sean cuales sean las circunstancias del momento.

 

En otras ocasiones, he comentado que el cuerpo es el contenedor de nuestras emociones, y por eso no sabe mentir. Expresa, con mayor o menor claridad lo que sentimos. Y por eso es imposible trasmitir con el cuerpo, el tacto, la mirada y la voz, una Paz armoniosa si no la sentimos realmente dentro de nosotros.

 

La única forma de transmitir esa Paz es sentirla de verdad y para eso, habrá que hacer un trabajo interior de poner paz en nuestro pasado, vivir el presente con Liviandad y el ver el futuro con Ambición. Solo así podremos trasmitir esa serenidad y ese Hacerse Cargo que percibimos en las personas con Presencia, independientemente de las circunstancias de cada momento.

 

Por eso, entre otras muchas cosas, es recomendable que un líder y un emprendedor contemple como parte de su preparación un buen proceso de coaching transformador, que le permita conectar con los demás desde esa cualidad que hemos llamado Presencia.

 

Preguntas:

 

- ¿Qué decides libremente hacer al respecto?

 

- ¿Cuánta paz sientes en tu ser más profundo? ¿Qué tienes que hacer para encontrarla?

 

- ¿Cómo es la naturaleza de las primeras impresiones que tiendes a generar en los demás?

 

- ¿Eres consciente de lo que trasmite normalmente tu corporalidad, tu gestualidad, tu mirada, tu tono de voz o tus palabras?

 

- ¿Cuál es el grado de coherencia observado en tu Eje Pensamiento-Emoción-Acción?

 

- ¿Qué conversaciones internas te dan paz y cuáles te la quitan?

 

 

 

Autor:

Rafael Calbet

 


Advertencias o recomendaciones

¿Te han gustado este post? Si es así, compártelo y síguenos en nuestra Redes Sociales. ¡Más personas se beneficiarán!

 

Tal vez te pueda interesar: ¿Eres Maestro o Aprendiz? Una decisión de Vida...

 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda