Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¡Depurar nuestro organismo!¿Por qué y para qué?


Si has abusado de tu organismo y quieres que vuelva a encontrarse a punto, sentirte mejor y con mayor energía, es la hora de iniciar una depuración.


¡Depurar nuestro organismo!¿Por qué y para qué?


Descripción extendida

Cuando hablamos de depurar nuestro organismo, la idea no es otra que limpiar y eliminar desechos o toxinas que por nuestros malos hábitos alimenticios o por ciertas condiciones ambientales, hemos acumulado durante algún tiempo y que comienzan a pasarnos factura.

Los expertos recomiendan hacer una depuración del organismo por lo menos una vez al año, o cuando han existido excesos puntuales, inadecuados o continuos. Cuando esto sucede, comienzan a aparecer una serie de síntomas que son los indicadores de que nuestro organismo necesita urgentemente una detoxificación.

a) Vientre hinchado, pesadez, náuseas, malas digestiones, estreñimiento, gases.

b) Mal aliento.

c) Retención de líquidos o mala circulación.

d) Sensación de fatiga o cansancio.

e) Cambios de humor, depresión.

f) Problemas en la piel: resequedad, prurito, eczema, acné.

g) Dolores de cabeza y en ocasiones, mucosidad.

h) Desequilibrios hormonales.

 

Lo ideal sería, no esperar a que estos síntomas aparezcan, y convertir la depuración o detoxificación en una práctica regular, esto teniendo en consideración de que todos somos conscientes cuándo existen algunos hábitos que podemos y debemos mejorar.

Teniendo en cuenta que los riñones y el hígado actúan como filtros para limpiar y deshacerse de las toxinas existentes en células, órganos, sangre, tejidos y sistema linfático, son ellos los que se convierten en el objetivo de toda cura depurativa. Esto con la finalidad de permitirles su recuperación y consecuente fortalecimiento. Y aunque actualmente, todo el mundo habla de ello y se ha impuesto como una moda, lo cierto es que es una práctica muy importante, que debería llevarse a cabo con alguna regularidad.

Si decides iniciar un plan de depuración, debes cerciorarte de que cuentas con un buen estado de salud general. No es aconsejable iniciar este plan, cuando te encuentras con un estado de salud debilitado o grave, si este es el caso, deberás consultarlo con tu médico.

 

Factores que intervienen en la acumulación de toxinas.

El cuerpo necesita eliminar toxinas que provienen del exterior, como lo son: pesticidas, medicamentos, metales pesados, contaminación del ambiente, etc.

Otras toxinas provienen de los alimentos que ingerimos, bebidas con aditivos químicos, alcohol e incluso, mediante el metabolismo o sustancias tóxicas que las bacterias de nuestro intestino producen.

Y no podemos olvidar, que muchos alimentos procesados, con gran cantidad de aditivos y conservantes, son consumidos por nosotros, especialmente cuando no contamos con tiempo para prepararnos una comida sana.

Por su parte, en ocasiones, nos cuesta ingerir las cantidades diarias recomendadas de verduras y frutas, que se constituyen en la base de una dieta saludable.

Otros factores, como la falta de hidratación y de descanso, no sólo provocan que nuestro organismo genere más materia de desecho, sino que terminan por afectar, tanto nuestro rendimiento físico, como psíquico.

Todos estos factores, hacen que la producción de toxinas en nuestro cuerpo sea mayor que las que el cuerpo es capaz de eliminar por sí mismo, por lo que se hace necesaria una ayuda extra, para evitar ese exceso. Nosotros podemos influir manteniendo unos hábitos más saludables y limpiando y fortaleciendo el hígado para que trabaje correctamente.

 

¿En qué consiste el plan de depuración o detoxificación?

El plan de depuración consiste en desintoxicar nuestro organismo de una forma sana y equilibrada. Aportándole los nutrientes necesarios, a la vez que se eliminan las toxinas que se acumulan en el organismo, por los factores anteriormente mencionados. Consiste, por un lado en eliminar el consumo de grasas animales y se aumenta por otro lado, el de vegetales y frutas.

Si no depuramos nuestro organismo, a largo plazo, podríamos depararnos con enfermedades crónicas o degenerativas, así como envejecimiento prematuro y sobrepeso.

Ya conocemos la importancia de depurar nuestro organismo, por qué no comenzar con el desayuno.

A continuación te dejamos algunas opciones de desayunos que te ayudarán a depurar tu organismo:

Opción 1:

1 tortita de arroz hinchado, jugo de toronja, un tazón con 2 nueces, 4 fresas y media granada.

Para obtener la mayor cantidad de vitaminas necesarias, deberás consumir el jugo de toronja recién hecho. A pesar de su aparente sencillez, con este desayuno, tendrás un buen aporte de antioxidantes, fibra, minerales, ácidos grasos y omega 3.

Opción 2:

Un tazón con uvas, jugo de naranja con limón y una infusión de hinojo.

Ideal para aquellos días en los que te sientes lleno o hinchado, en este caso la infusión de hinojo te será de gran ayuda, para aliviar las molestias estomacales.

Opción 3:

Manzana al horno. Podrás condimentarla con miel de abeja, jengibre y canela. Así como combinarla con almendras, nueces o avellanas.

Opción 4:

Ensalada de frutas: Albaricoque, pomelo, kiwi, frutos rojos, ciruelas pasas, combinadas con yogurt o frutos secos, te brindarán un desayuno lleno de vitaminas y antioxidantes que te llenarán de vitalidad.

Opción 5:

Batidos Depurativos. Combinan frutas, vegetales de hoja verde, frutos secos. Contienen muchas vitaminas, minerales y antioxidantes, que los convierten en potentes bombas de energía.

Si deseas conocer más opciones sobre los ¡Jugos Verdes! Haz clic aquí.

 

Si deseas conocer ¡8 recetas de jugos desintoxicantes! Haz clic aquí.

 

Consejos y recomendaciones:

  • Evita los cereales procesados, las harinas blancas y la comida rápida.

  • Incluye en tu dieta abundantes cantidades de vegetales y frutas y disminuye el consumo de alimentos ricos en grasas e hidratos de carbono.

  • Haz ejercicios de forma regular y si es al aire libre, mejor.

  • Bebe suficiente agua.

  • Evita la cafeína, el alcohol y las grasas saturadas.

  • Aumenta el consumo de fibra.

  • Si tu organismo lo necesita, toma multivitamínicos y minerales de alta potencia. La Vitamina C, betacaroteno y la Vitamina E, son importantes para la protección del hígado. Por su parte, el complejo B y los oligoelementos, son necesarios para la eliminación de metales pesados y otros compuestos del cuerpo.

  • Comer más de lo que tu cuerpo necesita es perjudicial para tu salud.

  • Algunas hierbas que podrán ayudarte en tu proceso de depuración son: Diente de León, Cúrcuma, Esquisandra, Cardo Mariano.

 

Si deseas conocer ¡10 beneficios de la Cúrcuma para tu salud! Haz clic aquí.

 

No pierdas tiempo, depura tu organismo y siéntete con energía y vitalidad nuevamente. Este es un buen momento para comenzar y los beneficios son invaluables.


 

Fuente:

Natursan 

Correr y Fitness


Advertencias o recomendaciones

¿Te ha sido de utilidad este artículo?¿Conoces otras opciones para depurar tu organismo?¡Compártela con nosotros!


Si quieres saber más sobre ¿Cómo desintoxicar tu cuerpo? Haz clic aquí.

 






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda