Comunidad de contenidos, empresas y productos de Latinoamérica

¡7 principios sobre cómo hacer que las cosas sucedan!


¿Cómo hacer para que las cosas sucedan? Es una pregunta muy frecuente que se hacen aquellas personas que están conscientes de que hacen muchas cosas en sus vidas, pero que esto que hacen no las llevan hasta donde ellas quisieran estar.


¡7 principios sobre cómo hacer que las cosas sucedan!


Descripción extendida

Cuando tenemos un sueño y lo transformamos en meta, empezamos a visualizar las medidas que tomaremos para conseguirla y si ponemos todo nuestro esfuerzo y trabajamos en las herramientas y medios para lograrla, con toda seguridad lo haremos realidad.

Más que las cosas que podemos hacer, debemos pensar en cuáles principios o sistemas debemos aplicar, para que nos ayuden a hacer la diferencia.

Y es que, por más conocimientos que tengamos o dominemos, la verdad es que, si no existen en nosotros un conjunto de principios, prácticas o sistemas de acción, no lograremos llevar ese conocimiento a la práctica y difícilmente generaremos algún resultado favorable.

Las prácticas que nos ayudarán a lograr esos cambios que estamos buscando, se resumen en 7 principios fundamentales, como lo son:

1.- Planificar las cosas que quieres aprender y la forma cómo quieres aprenderlas.

Efectivamente, todos tenemos sueños que nos hemos trazado a los largo de nuestras vidas y que queremos alcanzar. Para concretarlos, debemos trazarnos los objetivos o metas que nos lleven a hacer realidad este sueño. Debemos aprender todo lo relacionado sobre él y debemos estar conscientes de lo que estamos dispuestos a hacer para cumplir con nuestros objetivos. La única forma de poder llegar a ellos, es a través de la planificación de cada uno de los pasos que nos conducirán a esa meta.

Por otro lado, debemos tener muy presente que vivimos en un cuerpo con fecha de vencimiento, por lo que tenemos un tiempo limitado para funcionar correctamente. Es por esta razón, que todos tenemos un número limitado de cosas que podemos hacer diariamente. Esto, al contrario de lo que muchos puedan llegar a pensar, termina por transformarse en un aspecto positivo en nuestras vidas, ya que nos obliga a seleccionar lo que es realmente importante para nosotros. Nos permite establecer prioridades y enfocarnos en las tareas que debemos hacer para llegar hasta donde queremos llegar.

2.- Practicar, perfeccionar y aplicar nuestras competencias

Esto significa que debemos hacer las cosas con cierto orden y con el tiempo suficiente, para poder obtener un feedback honesto sobre nuestros resultados.

A partir de ese feedback, lograremos obtener información sobre las nuevas capacidades que necesitamos desarrollar o perfeccionar, para que nuestros resultados sean aún mejores.

Al hacer esto, seguramente, desarrollaremos las competencias que nos alinearan con aquello que nos falta en ese momento específico de la vida, marcándonos un rumbo determinado y nos evitará el ir por la vida saltando de una cosa a otra sin un rumbo definido.

3.- Reservar un momento para interiorizar y visualizar lo que hemos logrado y lo que nos falta por alcanzar.

Lograr una “Visión Helicóptero” que nos permita evaluar nuestro desempeño y los resultados logrados de forma objetiva durante un tiempo determinado, nos ayudará a tener una perspectiva más real sobre el trabajo realizado.

Cuando por ejemplo, un empresario tiene una visión clara de lo que quiere, seguirá firmemente esa visión. Enfocará todos sus actos en ella, hasta lograr hacerla realidad.

“Si no tomas acciones las visiones serán sólo sueños o ilusiones, pero si vas detrás de medidas ya definidas, las visiones no tienen límite y te harán tener todo lo que puedas desear”.

Desarrolla esa ´Visión de Helicóptero´, llénala de experiencia, de conocimientos, de estadísticas, de sentido y análisis crítico y podrás ver lo que te espera detrás de la montaña: tu éxito”. (Empresa CLub)

4.- Rodearte de personas con la misma vibración mental que la tuya.

Rodearte de personas que compartan tus mismos objetivos, te ayudará a descubrir y asimilar ideas nuevas y te conducirá más rápido a donde quieres llegar.

En nuestro proceso de vida, nuestras decisiones están fuertemente influenciadas por las personas que pasan más tiempo con nosotros, por lo que si deseas tener éxito y lograr tus objetivos, rodéate de personas que sean emprendedoras, que tengan un sentido positivo de la vida y cuenten con una visión de desarrollo para alcanzar sus metas.

5.- Dedicar un tiempo para tu crecimiento personal.

Al ser humano, en líneas generales, le encantan los desafíos. Muchos los llaman problemas por resolver y si no los tiene, se los inventa. Lo importante es no quedarse estático, y procurar que en la medida de lo posible, nuestro movimiento sea hacia adelante y no en retroceso.

Dedicar, por lo menos, una hora de nuestro día al desarrollo personal, aporta libertad y confianza, a la energía creativa que todos tenemos en nuestro interior.

Usar esa hora para llevar a cabo actividades que te gustan como: cursos, conversaciones con líderes, lecturas, estudiar a personas que admiras, te ayudará a llegar a sitios a los que nunca imaginaste llegar.

6.- No te adelantes a los problemas, resuélvelos en la medida que aparecen.

Las personas, generalmente, dedican gran parte de su tiempo a resolver problemas que sólo están en su mente, que no han aparecido todavía y que tal vez jamás aparezcan y por el contrario, suelen postergar aquellos que realmente existen y que necesitan de su atención.

Las personas que meditan, suelen desarrollar un “espacio mental”, que les permite crear un “flujo de tranquilidad”, muy necesario a la hora de resolver de forma inmediata, pequeños problemas, antes de que lleguen a transformarse en problemas mayores. Por eso, intenta desarrollar este “espacio mental” que te permita ser asertivo en tus decisiones y acciones.

7.- Pensar menos, hacer más.

Llevar a la práctica lo que conocemos sólo en teoría, es lo que hace que verdaderamente las cosas sucedan. Porque es por medio de micro-descubrimientos, que se hacen los grandes hallazgos. Tener la voluntad y curiosidad de descubrir si una teoría funciona o no, es el secreto de quien tiene una visión y pretende hacerla realidad.

Pensar menos, hacer más, es la premisa. Pon la mira hacia adelante, combate la indecisión y da mejor lugar a tu rendimiento. Mantente en movimiento, mantente productivo, haciendo las cosas que más te gusta hacer. Saca provecho de tu potencial haciendo que las cosas sucedan.

Recuerda que la vida es corta y el tiempo es nuestro bien más preciado. ¡Tu decides en dónde invertirlo!

“Los éxitos no son casualidades ni momentos de suerte, sino resultados del esfuerzo, sacrificio y perseverancia de alcanzar un sueño en la vida”. (Norma Peraza)

 

Fuente:

CVCLaVoz

André Nave

Empresa Club


Advertencias o recomendaciones

¿Conoces algún otro principio que podamos aplicar para que las cosas sucedan? ¡Compártelo con nosotros! 

Tal vez te pueda interesar: La Vida de tus Sueños creada desde el Ser... Siempre tenemos la razón 

o también: ¿De qué madera estamos hechos? Saber dónde estamos realmente.






Comentarios
Comentarios en Facebook

Publicidad

Contenido relacionado









Más del autor







Ver más

Preguntas Relacionadas







Ayuda