Se acerca el Fin de Año y debemos recibir el Nuevo Año con buena actitud y energías positivas. Muchas son las personas que en su búsqueda de un mejor año, más próspero y con mejor suerte, practican una serie de rituales para lograr este objetivo.

 

En el instante de las doce campanadas, pasan por nuestra cabeza un sin fin de pensamientos, tales como: será un nuevo año con energías renovadas, serán tiempos mejores, o ésta será una nueva oportunidad para dejar atrás nuestros errores y enfocarnos en dar lo mejor de nosotros. Y para garantizar que todo eso suceda, llegan a nosotros y practicamos una serie de rituales, costumbres o creencias, que nos han sido transmitidos de generación en generación y que tienen como objetivo fundamental cambiar nuestras vidas.

¡Bueno, en realidad es lo que esperamos!

Que estas costumbres o rituales nos ayuden a superar nuestra situación actual y nos brinden la esperanza de un futuro lleno de bendiciones. Que nuestras necesidades sean satisfechas y podamos vivir felices para siempre.  

¡Seguramente te han contado sobre alguno de estos rituales y has puesto en practica varios de ellos!

Te contamos algunos de estas costumbre o rituales y sus significados:

Para atraer la abundancia y la prosperidad:

1.- Usar ropa interior amarilla, que se debe llevar al revés antes de la media noche y luego, de la forma acostumbrada en el nuevo año. Es una de las costumbres más practicadas, con el fin de obtener la tan codiciada prosperidad.

2.- Otra costumbre muy popular, es la de tener mucho dinero en los bolsillos, preferiblemente billetes, cuando toquen las doce campanadas; o sentarse por unos minutos encima de éste para evitar que se nos vaya de las manos.

3.- Colocar una Espiga de Trigo en la casa el primero de enero, nos ayudará a mantener nuestra vivienda protegida y muy próspera.

4.- Comer lentejas para despedir el Año Viejo. Se tiene la creencia de que son un símbolo de muerte y resurrección, ya que la semilla se siembra en la tierra y germina, multiplicándose de nuevo. Por esta razón, no pueden faltar en tu mesa. También se dice que, si te llenas los bolsillos de este grano, atraerás mucho dinero y nunca faltará la comida en tu hogar.

Para renovar las energías y la suerte:

5.– En la noche de despedida del Viejo Año, deberán estar prendidas todas las luces de la casa, para recibir el Año Nuevo y de esta forma atraer, toda la buena vibra a nuestro hogar.

6.- Un símbolo de renovación para el nuevo año que comienza, es el de barrer la casa (de adentro hacia afuera) para sacar todas las malas energías y como sinónimo de purificación espiritual. Otra alternativa es eliminar, todo lo que está viejo, dañado o que no se usa y de esta forma sacar a relucir todo lo limpio.

7.- ¿A quién no le gustan las velas? Enciende una vela blanca, para generar sensación de paz y tranquilidad en tu hogar, favoreciendo así la armonía en el ambiente.

Si lo que deseas es abundancia, enciende una vela amarilla. Roja para el amor, verde para la buena salud y naranja para la inteligencia creadora.

8.- ¡Si deseas ir más allá, con aquello de la buena fortuna! Toma un baño con hierbas amargas, para que las malas energías desaparezcan, los bloqueos se disuelvan y puedas tener un nuevo año cargado de muy buena suerte. Las hierbas más recomendadas son: la Ruda, el Romero, Abre Caminos, Malva y Milenrama.

9.- Justo después de las doce campanadas de la medianoche y para ir por un camino exitoso y libre de obstáculos, tu primer paso deberá ser con el pie derecho.

Para los que deseen viajar:

10.- Salir con maletas y darle la vuelta a la manzana, para cumplir el sueño de viajar. Así que arma tu maleta como si fueras a viajar , sal y recorre las calles después de las doce.

Para encontrar el amor de tu vida:

11.- Si tu objetivo es encontrar pareja, usa ropa interior roja el 31 de diciembre. El rojo, es por excelencia el color del amor y la sensualidad.

12.- Cuando llegue la media noche y todos se acerquen para desearse un próspero año nuevo, abraza a alguien del sexo opuesto. Dicen que además de buena suerte, podrás conseguir la prosperidad y el amor.

13.- Quienes estén en plan de seducción, encontrar un muérdago y besar a su futura pareja bajo el mismo, será el ritual indicado para definir la partida. Dicen que si haces esto, justo después de las campanadas de medianoche, el amor durará para toda la vida. También sirve, si quieres fortalecer tu amor actual.

Para tener un año dulce:

14.– No se te olvide comer 12 uvas. Se comen pacientemente y sin interrupción, por cada camapanada que anuncia el cambio de calendario. Existen quienes, a medida que las van comiendo, piden un deseo por cada una.

15.- Comer donas azucaradas. El azúcar atrae la dulzura y aleja las amarguras. Toma conciencia de la circularidad del tiempo, en donde el principio y el fin no existen.

Brindar con nuestros familiares y amigos, o hasta con los desconocidos que por circunstancias de la vida, coinciden con nosotros en el mismo espacio y tiempo para recibir el nuevo ciclo, es también un ritual muy revelador.

Más allá de los rituales, tradiciones o creencias, lo realmente importante es tener un motivo que nos impulse a celebrar. El ritual, más que hacernos cuestionar si es verdadero o no, debería hacernos pensar en el hecho de que nos genera la esperanza de tener una oportunidad para cambiar, para dar lugar a los sueños que vendrán, para tomarnos en serio y renovar nuestras promesas de una vida mejor.

 

Fuente:

Terra

El Espectador